LO REAL MARAVILLOSO, EN LA OBRA DE COTILLO

LO REAL MARAVILLOSO, EN LA OBRA DE COTILLO

               Escribe: Marcos Yauri Montero

                     Escritor, Poeta, Crítico literario.

No cabe duda, que los cuentos que Olimpio Cotillo Caballero acaba de publicar con el título de “Cuentos fantásticos con alma humana” (Huarás,2004,328 pp) va a despertar una gran inquietud.

Los motivos son diversos, dado a que sus referentes a veces son la fantasía, otras la secuencia de la realidad, ubicados todos en el ámbito andino.

Algunos dirán que los textos son versiones míticas, otros dirán que son reelaboraciones de los insumos folclóricos. A decir verdad, unos y otros estarán en lo cierto. En efecto, las narraciones que el libro del autor citado contiene, han extraído su material de la fantasía colectiva, tanto del espacio rural, como urbano, o de los segmentos reprimidos que pueblan caseríos lejanos o lugares no conocidos por la historia y la geografía oficial.

Vale decir, entonces, que en todo el libro palpita un mundo intangible, pero no por eso inexistente. Pues ese mundo existe, es la realidad no oficial, aquella que vive en el imaginario de una sociedad marginal, a la que la historia no la conoce. ¿Son, entonces, fantásticos estos cuentos, como el mismo autor dice?. La palabra fantasía infunde miedo, para muchos significa lo terrible, para otros lo desconocido y para algunos lo falso y por lo mismo no creíble.

Para despejar dudas y temores, lo fantástico es humano. es parte de la existencia. El espíritu popular en rico en fantasías: inventa, reinventa, interpreta y reinterpreta la vida y el mundo. A este acervo algunos críticos llaman “lo real maravilloso”, materia de la que está hecha la gran novela latinoamericana, cuyas cimas son García Márquez, Uslar Prieto, Asturias, en fin. En los cuentos de Olimpio Cotillo, está viva esa realidad, trenzando vidas, personajes, fantasmas, misterios y paisaje.

En ese universo falla la lógica, la historia deviene en caos, sólo se salvan el amor, la ternura y la amistad. En el primer cuento del libro “La legaña”, circula el temor colectivo a los fantasmas de la sociedad marginal; en “La Gringa”, fluye el amor emparejado con la tragedia; en “El retrato de papá”, palpita la codicia inescrupilosa, pero vence el amor filial; en “El amor de las cantutas”, una belleza romántica aureola el escenario.

Podemos citar muchos ejemplos, pero los enumerados bastan. ¿Quién no ha escuchado la metáfora del caminante del mundo bajo las diversas representaciones? Olimpio nos lo muestra en “Pate’venao”, con gracia, humor y alegría. Es impresionante el “Sueño del rey”, para mí, el mejor relato de la colección. El anciano pobre que acoge al estudiante durante una excursión a Succha, es el paradigma de la generosidad humana. Hace recordar un pasaje de la vida del escritor norteamericano Mark Twain, narrado por Jerry Allen, uno de sus biógrafos. Un pariente de Twain tenía la virtud, pese a su pobreza, hacer llevadera la vida magnificando la humilde realidad. Fue, este sencillo hombre, quien sin proponérselo, al gran humorista le dio pluma para sus alas.

Le deseamos buena suerte a este libro: Cuentos fantásticos con alma humana. Como retórica, quizás tiene una que otra deficiencia, así como también en la técnica. Pero frente a estos ingredientes que sofistican los libros, está la palabra que recoge los colores y aromas del entorno, los sonidos del mundo, el calor humano que trasciende y la sinceridad del mensaje. Igualmente el lenguaje popular que se usan en pueblos aún edénicos, como Succha, Aija, Guayllabamba, las campiñas huarasinas y del Callejón de Huaylas, con inflexiones, vibraciones y tonos onomatopéyicos que reproducen los sonidos de la naturaleza y da mucha vitalidad a los cuentos. Acojamos la pasión de los nuevos escritores que estos últimos años están surgiendo en nuestra región; por ahora no interesa que sean buenos, malos o geniales. El tiempo se ocupará de este asunto. Lo que interesa es que la cultura ancashina se acreciente. La crítica no es demolición, la crítica científicamente practicada es la creación de una nueva sabiduría que extrae de las obras. La crítica, crea literatura; el perfil de la creación artística.-

También te podría gustar...