EN DISTRITO MÁS RICO DEL PERÚ CAMPEA DESNUTRICIÓN Y ANEMIA EN NIÑOS Y MADRES GESTANTES

En el distrito huarino de San Marcos, considerado como el “más rico del Perú” y donde está asentada la minera Antamina, campea la desnutrición de sus pobladores y la anemia en los niños y madres gestantes.

San Marcos recibió por concepto de canon minero 542 millones de soles de los cuales, sólo ha invertido 4 millones 501 mil soles en salud individual y colectiva entre los años 2008 y 2009.

En el primer año destinó el 0.7% de su presupuesto ejecutado y en el segundo año 2.3% pese a que creció en 1.2% la desnutrición crónica en niños menores de 5 años y aumentó en 15%  la anemia en madres gestantes.

El Sistema de Información de la Unidad de Nutrición de la Dirección Regional de Salud de Ancash muestra que en el año 2008 el 40.9% de los niños menores de 5 años sufrían de retardo en su talla y tenían desnutrición crónica.

En el 2008, el 10.4% de las madres gestantes sufrían de déficit de peso y el 22.1% padecían de anemia, incrementándose el 2009 a 14.7% y 37.1%, respectivamente en tanto que el 2009 esta cifra subió a 42.1%.

Este año, 2010, la Municipalidad Distrital de San Marcos ha programado invertir 9 millones 484 mil soles en salud individual y colectiva, es decir el 3% de su Presupuesto Institucional Modificado (PIM). Durante los cinco últimos años, San Marcos recibió por canon minero 542 millones 600 mil soles, convirtiendose así, en la municipalidad que recibe mayor canon minero del País.

Entre el 2008 y 2009 recibió más de  290 millones de soles de los cuales invirtió en infraestructura educativa 16 millones 173 mil soles y en educación básica 18 millones 824 mil soles.

La Presidenta de Comités Locales de Administración de Salud (CLAS) del distrito de San Marcos, Delia Mauricio Rodríguez criticó a las autoridades locales que han invertido más en fierro y cemento olvidándose de la parte más importantes que es la salud y la educación que van de la mano con el desarrollo de una sociedad. “La gente no piensa en lo elemental que es la salud, sólo piensan en lo superfluo. Al tener dinero compran carros, vanidades, comida chatarra. Se han olvidado de alimentar bien a sus hijos con comida sana y natural. Se ha dejado de lado las chacras, la crianza de animales. Estas familias que antes abastecían a las ciudades, ahora bajan  a la ciudad a comprar productos que antes nunca les faltaba en sus hogares”, dijo.

También te podría gustar...