POBLACIÓN CAMPESINA DE HUARÁS EN ALERTA

El problema entre la minera Barrick Misquichilca y los comuneros de Condorhuaín, se remonta a los años 2006-2007, período en que la minera intentó iniciar acciones de exploración y explotación en los terrenos de Condorhuaín, en la Cordillera Negra, frente a la ciudad de Huarás.

Ante esta situación, los integrantes del Frente de Defensa, ante el inminente peligro de sufrir la contaminación del medio ambiente y sus agua provenientes de más de 70 “ojos de agua” y la vida de 15 mil habitantes, comenzaron a defender estas fuentes y la vida garantizados por la Constitución Política del Perú, llegando a conseguir la retirada de la empresa minera.

Cuando todo parecía haber vuelto a la calma, ayer se produjo una masiva movilización de los campesinos en la ciudad de Huarás porque el Fiscal Superior de la Primera Fiscalía Mixta de Huarás, había solicitado a que 18 comuneros “sean condenados a 30 años de prisión.

Este desmedido pedido del representante del Ministerio Público ha inquietado a los campesino, quienes ven la medida como un abuso.

Ante esta situación y como una medida de solidaridad para con los comuneros denunciados, el Frente de Defensa y Desarrollo de la Laguna de Conococha-Río Santa, Fortaleza-Río Pativilca han hecho un llamado a una “Marcha de Solidaridad y Defensa de los dirigentes 

acusados por la fiscalía”.

En efecto, hoy llegaron a Huarás cientos de campesinos que se ubicaron en la Plaza Mayor de esta ciudad coincidiendo con la hora y fecha señalado para la audiencia oral.

Los delitos por las cuales se les acusa son: delito contra la vida, el cuerpo y la salud en la modalidad de lesiones graves; contra el patrimonio en la modalidad de daños graves y contra los medios de transporte y comunicaciones y otros servicios públicos en agravio del estado.

Un dirigente campesino declaró a los periodistas, que aquella fecha, ellos se movilizaron en forma pacífica con la finalidad de defender el agua que da sustento a nuestras tierras, pero cuando estabamos junto con nuestros familiares e hijos menores, fuimos atacados por nuestros propios hermanos campesinos adiestrados y comprados por la minera. En eso fui impactado por una piedra lanzada con una honda que me dejó inconciente por media hora en que mis paisanos me habían llevado ante el médico legista. Al conocer este hecho, mi pueblo se encolerizó y se enfrentó cuerpo a cuerpo con el otro bando. Nuestra intención fue defender el agua y los restos arqueológicos que existen en esa zona.

Al respecto, el Gerente de Asuntos Corporativos de la minera, Carlos Cabanillas Bustamante dijo a los medios de comunicación: “es cierto que se llevó a cabo un proyecto de exploración en la zona de Condorhuaín por parte de nuestra empresa con el permiso previo de todas las autoridades correspondientes y la aceptación de las comunidades de Santiago Antúnez de Mayolo de Paccha, Miguel Grau de Secta. La minera Barrick llevó a cabo una campaña de perforaciones como parte del proyecto de exploración de Condorhuaín. Los trabajos en esta campaña no dieron los resultados esperados al no encontrarse mineralización relevante por lo que las exploraciones concluyeron el 3 de Julio del 2007 en que se procedió con los trabajos de rehabilitación y cierre de exploración conforme a ley.

Hoy toca al Poder Judicial esclarecer los hechos y en su momento las sanciones o declarar la inocencia de los denunciados.

También te podría gustar...