Andinista que murió en el Alpamayo: JAIME QUINTANA GUSTABA VENCER LAS ALTURAS

Nunca antes nadie supo que Jaime Quintana Figueroa, gustaba mucho de vencer las alturas.

Hasta que el sábado, entregó su vida cuando ejercía la profesión de su predilección el ser Guía Profesional de Alta Montaña.

Y vivía enamorado de los nevados de la Cordillera Blanca en el Callejón de Huaylas y del Huayhuash en la Provincia de Bolognesi, lugares donde nunca tuvo percances al conducir a los extranjeros y peruanos que necesitaban de sus servicios.

Pero su destino estaba escrito, el sábado cuando conducía a un inglés y a una eslovenia que intentaban cumbrar el nevado Alpamayo de 5947 m.s.n.m., considerado como el nevado Más Bello del Mundo, se precipitó una avalancha y los sepultó.

De estos fenómenos de la naturaleza, nadie está libre y a pesar de su vasta experiencia, Jaime nada pudo hacer ni por él mismo ni por los extranjeros a quienes conducía a la cima de la gloria.

Jaime Quintana Figueroa, era un guía admirado y querido en el Perú como en el extranjero. Últimamente había estado en Francia participando de una competencia de “Palestra” donde cosechó muchos aplausos por su pericia.

Caterin, la única mujercita de cuatro hermanos, nos narra que Jaime estudió primaria y secundaria en el Colegio de “La Libertad” y luego, desde muy joven se entregó para profesionalizarse como Guía Oficial de Turismo, actividad que le permitió conocer palmo a palmo los nevados de la Cordillera Blanca a los que coronó con éxito. Escaló varias veces el bicéfalo Huascarán, el Alpamayo, el Pisco, el Tocllaraju y otros más

Practicaba con pasión la escalada en roca y palestra participando en competencias nacionales e internacionales. Le gustaba la unión familiar y quería mucho a sus padres: Prof. Jaime Quintana Pohl y su señora madre Yolanda Figueroa Chávez de Quintana. Sus hermanos eran: Alfredo, José y Caterin.

Los restos del Guía, Jaime Quintana Figueroa se están velando en el auditorio del Colegio de Abogados y a las 10.00 a.m. se celebrará una misa de cuerpo presente en el Santuario “San Sebastián” de esta ciudad para ser trasladado a Lima para ser cremado.

Mientras tanto, los restos del inglés Samuel Paúl Richard Blelock y la Eslovenia Eva Zontar Litija están en la Morgue de Huaraz hasta que sus respectivos consulados logren la autorización para su repatriación a sus respectivos países.

También te podría gustar...