CRÓNICAS BAHIANAS – EL HOMBRE DE KIEV

Enrique Tinoco (*)

Ahora que la selección de futbol está volviendo de Rusia, viene a la memoria una película con ese nombre en cartelera allá por 1968; basado en una novela del escritor estadounidense Bernard Malamud, que el año anterior había ganado el premio Pulitzer; la acción es ambientada en la Rusia zarista, entre finales del XIX y principios del siglo XX, donde el chivo expiatorio del momento, caracterizado por niveles altísimos de hambre y miseria del pueblo ruso, eran los judíos, acusados de terribles y sangrientos crímenes, por tanto ferozmente perseguidos;. En ese contexto, Yakov, un campesino judío, es acusado del asesinato de un niño y, sin juicio previo, es encarcelado, sufriendo todo tipo de torturas físicas y psíquicas; dirigida por John Frankenheimer, el elenco incluía Alan Bates y Dirk Bogarde

En la Rusia zarista de la película los ritmos corresponden al de los medios de comunicación de la época, en el Brasil pos Copa el ritmo es el del correo electrónico, basta un día.

(1) Los diputados petistas Paulo Pimenta, Wadih Damous y Paulo Teixeira ingresaron el viernes con un pedido de habeas corpus en el TRF-4 pidiendo la liberación del ex presidente Lula;

(2) Hoy por la mañana el vocal (desembargador en portugués) Rogerio Favreto aceptó el pedido y comunicó a la Policía Federal de Curitiba para que cumpliese la orden;

(3) El juez Sergio Moro que está de vacaciones hasta el 31 de julio emite una nota contestando la decisión y anunciando que no la cumplirá [12:05]. Él es un juez de instancia inferior y no podría haber hecho eso;

(4) El vocal Favreto emite nuevo comunicado a la Policía Federal de Paraná exigiendo que su habeas corpus fuese ejecutado inmediatamente [13:21]. Pero el delegado de turno no lo acató;

(5) El Ministerio Público Federal, a través del fiscal José Osmar Pumes concuerda con el pronunciamiento del juez Moro y cuestiona la decisión de Favreto [14:02];

(6) El vocal Gebran Neto, relator del caso Lula en el TRF-4, emite decisión suspendiendo el habeas corpus aprobado por Favreto [14:13];

(7) El general Paulo Chagas, en su cuenta twitter publica: Gauchada!!! El nombres de él es Rogerio Favreto, es un vocal petralla, está de turno en el TRF-4, Será fácil encontrarlo para manifestarle, con la vehemencia posible, nuestra opinión sobre él y su irresponsabilidad. Él es un apasionado más por el ladrón mayor. ¡Conversen con él! [14:35];

(8) El vocal Favreto emite nuevo despacho a la Policía Federal, confirmando su decisión inicial y ordenando su ejecución sumaria, bajo pena de crimen de incumplimiento de orden judicial [16:04], inclusive enviando a la Corregidoria de la Corte y al Consejo Nacional de Justicia la manifestación del juez Moro para deliberar eventual falta funcional;

(9) La presidente del STF, ministra Carmen Lucia, emite nota sobre el caso: “La justicia es impersonal, siendo garantizada a todos los brasileños la seguridad jurídica, derecho de todos. El Poder Judicial tiene ritos y recursos propios, que deben ser respetados. La democracia brasileña es segura y los órganos judiciales competentes de cada región deben actuar para garantizar que la respuesta judicial sea ofrecida con rapidez y sin quiebra de la jerarquía, pero con rigor absoluto en el cumplimiento de las normas vigentes” [18:07];

(10) El Ministro de Seguridad, Raul Jungmann, en wathsapp afirma que el presidente del TRF-4, Carlos Eduardo Thompson Flores, mandó al superintendente de la Policía Federal no soltar Lula hasta la llegada de su orden [18:15]

(11) El vocal Thompson Flores, presidente del TRF-4 emite despacho: “Determino el retorno de los autos al Gabinete del Vocal Federal João Pedro Gebran Neto, así como la manutención de la decisión por él” [18:24].

Para inicio de análisis, tarea que necesita más tiempo, alguna distancia y dominio del tema, incluyo el artículo de Daniel Zen, bachiller y maestro en Derecho, que aborda el caso desde la perspectiva jurídica.

Entienda el habeas corpus expedido para Lula

Sobre la decisión del Vocal (desembargador en portugués) Federal Rogerio Favreto, del TRF-4 [Tribunal Regional Federal – 4], respondiendo por el turno judicial, que concedió liminar, en sede de habeas corpus, determinando la soltura inmediata del ex presidente Lula, hay que considerar lo que sigue:

El entendimiento de que es posible la prisión después decisión en segunda instancia, para cumplimiento anticipado de la pena, antes de la conclusión del proceso final de la sentencia penal condenatoria, de hecho fue firmado por el STF (Supremo Tribunal Federal).

Aun cuando yo consideré tal entendimiento una aberración jurídica, por herir el principio de presunción de inocencia, asumamos el como firmado y, por tanto valido.

Ocurre que, para que tal prisión sea determinada, ella necesita estar baseada en los mismos requisitos que fundamentan la prisión preventiva provisional, que son:

1) Prueba irrefutable de la materialidad;

2) Fuerte indicio de autoria;

3) Riesgo de que el crimen por el cual el reo esté siendo procesado continúe siendo practicado;

4) Riesgo de fuga del reo;

5) Riesgo de que el reo, suelto, pueda dificultar las investigaciones o la regular tramitación del proceso.

Sin la presencia de tales requisitos, no puede hablarse de prisión o cumplimiento anticipado de pena. La regla general es responder el proceso en libertad, hasta la conclusión final de la sentencia penal condenatoria.

Es por eso que decimos que la prisión de Lula es política. Porque los requisitos para prisión después de decisión en segunda instancia son semejantes a los de

la prisión preventiva/provisional y no se hacen presentes en este caso del ex presidente.

Hasta ahora, tanto el TRF-$ cuanto el STF no habían abocado sobre eso: apenas habían asentado el entendimiento de que, si, la prisión después de la decisión en segunda instancia es posible – pero no obligatoria. Así, decretaron la prisión automáticamente, después confirmación, por el TRF-4, de la sentencia de Moro, pero no hubo ninguna fundamentación cuanto a la presencia de los requisitos que autorizan tal prisión…

El juez Sergio Moro, sin embargo, que no tiene más ninguna jurisdicción sobre el proceso – y además está de vacaciones – entró en el circuito y OBSTRUYÓ el cumplimiento de la carta de soltura expedido por el TRF-4.

Una carta de soltura concedida por un Vocal Federal no puede ser revocado por un juez de primer grado. Es una inversión absurdamente ilegal: el juez de primer grado decretando la incompetencia del Vocal Federal de turno. Se trata de un ilegal “recurso de oficio” de Moro que él propio juzga y cohíbe el cumplimiento de la decisión de la instancia superior. Solo instancia igual o superior al TRF-4 tendría competencia para obstruir.

Es uno de los actos más autoritarios de la historia del judiciario brasileño. Un juez de primera instancia incumplir orden de tribunal superior. No existe eso. Cualquier cuestionamiento debe darse en instancias superiores.

El Uber Juez, que piensa que tiene jurisdicción sobre todo y sobre todos, en el Brasil entero, practicó así abuso de autoridad, infracción funcional y crimen de desobediencia a la orden judicial.

Con la aplazamiento de Moro y del Delegado de la PF (Policía Federal) en el cumplimiento a la decisión judicial de Favreto, el Vocal Federal, relator del proceso de Lula en el TRF-4, Gebram Neto – en pleno receso judicial – anuló la liminar del Vocal Favreto.

Ocurre que el habeas corpus debería seguir su rito procesual normal. La Sala – y no el Vocal relator – o el Plenario es quien tiene atribución/competencia para confirmar o suspender liminar y decidir sobre el mérito del habeas corpus. La decisión del Vocal de turno debería ser soberana, hasta manifestación colegiada. El magistrado relator del proceso en la Corte no puede, en pleno receso, monocraticamente, revocar la decisión del Vocal de turno que en este periodo representa el tribunal. Aun mas de oficio, sin ser provocado, sin recurso, sin nada. Hay sumula del propio TRF-4 en la cual se afirma que el Vocal relator de un proceso no puede anular la decisión del Vocal de turno.

La verdad es una sola: para perjudicar Lula, el PT, la izquierda y el progresismo en el Brasil, vale todo. Hasta desdecir el derecho.

Hasta breve

Enrique Tinoco (*) Huaracino residente en el Brasil.

Salvador, 08 de julio de 2018

También te podría gustar...