NO CEJAN EN SUS ERRORES

La mayoría parlamentaria no da sus brazos a torcer. Obstinada y terca. Solo cuando uno está convencido de su verdad, puede comportarse de esa manera, pero ellos están en un error, salvo el deseo frustrado de no haber ganado las elecciones presidenciales que les fue esquivo porque el pueblo peruano intuía que si ganaban, el destino del Perú estaba echado, rumbo al abismo y a una posible dictadura.

Y el espejo de nuestro destino no miente.

Ante el planteamiento del Presidente Vizcarra Cornejo de llamar a una consulta popular mediante referéndum para reformar el Poder Judicial, el Ministerio Público, la reelección de los congresistas y la bicameralidad, ha sido el planteamiento del Presidente, ante tanta majadería congresal.

Ante esta disyuntiva, el pueblo peruano ha dado una tácita aprobación y está dispuesto a demostrarlo cuando el Presidente lo estime oportuno.

Y acudirá a las calles y plazas a destruir “esa alianza entre los corruptos” que quieren frustrar una vez más el mejor destino del Perú.

Hay que estar alertas a tamaño despropósito del Congreso.

Nunca antes se le presentó al pueblo peruano esta oportunidad de rehacer su destino. Nunca antes tuvo la ocasión de tener las espuelas para cambiar de rumbo de la   patria.

El referéndum, es el arma que en esta oportunidad se le entrega al pueblo para que escoja entre la prosperidad y la sepultura de la corrupción o seguir con el lastre de las argollas y sus mañoserías.

Alguien ha dicho “el pueblo es sabio” y esta vez tiene en sus manos demostrarlo yendo a las urnas y escoger, si sigue conviviendo con el mismo estiércol, el mismo cáncer y los mismos corruptos de todos los tiempos.

El REFERÉNDUM es nuestra arma y usémoslo en nuestro bien.

También te podría gustar...