PERMISO DENEGADO

Un sábado como cualquiera, un esposo “largo tiempo oprimido”, le dice a su mujer:

-¡Mi amorrrrrrr!…¿Será que puedo ir a una fiesta solooooo?

A lo que su amada esposa le responde:

-Mi vida, eso es como el refrán: “ojos que no ven, es porque piedras lleva”.

-Mi amorrr, pero ese refrán no sale.

-Por eso idiota…y usted tampoco sale…!Entendido!

También te podría gustar...