DÍA DEL PERIODISMO

Hace apenas 365 días, en que como hoy, sentado en la misma giratoria y rodeado de un poco menos libros y revistas, escribí con frenesí y pasión insaciable (como decía García Márquez),  una pequeña nota sobre una de las profesiones que tanto me apasiona, como es el periodismo.

Sin duda, en aquella tierna oportunidad, volqué con sentimiento lo que siempre escribo cuando se trata de temas serios, algo de mi experiencia que no en vano, llevo a cuestas    .

         Y hoy como ayer, en fecha tan propicia, tengo que recordar a Francisco Cabello Mesa quien usó el pseudónimo de “Jaime Bausate y Mesa” que con su periódico “Diario de Lima” le dio continuidad por sus noticias al nacer un 1° de octubre de 1790.

Indudablemente para la oficialización del Día del Periodismo, se tuvo que pasar por los entretelones de la burocracia, hasta que el Congreso tuvo que acoger la propuesta de la Federación Peruana de Periodistas, presentada en 1950 y elevada al Ejecutivo que oficializó la celebración del Día del Periodismo el 1° de Octubre de 1953 por Decreto Supremo 2521.

Por entonces, los dedos de la mano sobraban para contar a los periodistas y pocos eran los que cubrían las noticias multiplicándose para buscar las últimas de las primeras en los tabloides de las nacientes rotativas, entregados por gente que ponía pasión, paciencia, constancia en las oficinas públicas y si era posible en las privadas con tal de hacer nacer al bebé de la profesión, “la noticia” fresca; la primicia embriagadora que resultaba ser, a veces un orgullo al saber que era acogida por las agencias de noticias internacionales para dar la vuelta al mundo siempre y cuando estuviera confirmada por el olfato sagaz del periodista.

Hoy las primicias están de capa caída con el Internet porque no es necesariamente interesante la noticia, suficiente que sea publicada por la magia del Internet.

Y todo este esfuerzo muere en menos de 24 horas ahorcado por la vorágine del mundo cambiante sin que nadie lo haya establecido, sino por destino de su propia existencia, como la flor de un día.

Feliz día periodistas, que la noticia les acompañe…

También te podría gustar...