PAGO CON IGUAL MONEDA

La biblioteca de la universidad estaba repleta de lectores. Horacio, todavía estudiante, encontró un lugar al lado de una llamativa rubia a quien le preguntó en voz baja.

-Está desocupado? ¿Puedo sentarme a su lado…?

La chica le respondió en voz bien alta:

-¡No quiero pasar la noche contigo!

Todos los que estaban en la biblioteca alzaron la vista hacia el joven, que se sintió avergonzado y se retiró a otra mesa donde había un asiento libre.

Luego de unos minutos, la rubia se encaminó a la mesa de Horacio y le susurró:

-Estudio psicología y sé perfectamente lo que piensa un hombre. Te hice sentir avergonzado ¿Verdad?

Horacio le contestó en voz bien alta:

-¿500 dólares por una noche? ¡Es carísimo!

Todo el mundo clavó la vista en la rubia que había quedado en shock

Entonces Horacio le dijo al oído:

-Estudio Derecho y sé cómo haces sentir culpable a una persona…

También te podría gustar...