UNA GRATA EXPERIENCIA EN CENTROAMÉRICA: PANAMÁ

Al arribar al aeropuerto internacional de Tocumen, la primera sensación que sentí fue como si estuviese en la puerta de un horno, la temperatura nos dijeron que era de 32 grados, pero la verdad es una sensación como de 40 grados; luego de tratar de hacerle frente al intenso calor nos trasladamos hacia nuestro respectivo hotel en la ciudad de Panamá, en una linda camioneta con aire acondicionado y todo el camino era un verdor intenso, con paisajes de selva, pronto estuvimos en la Ciudad de Panamá, un lugar lleno de rascacielos que se encuentran ubicados a lo largo de la llamada Cinta Costera; al inicio nos encontramos con gente bastante amable pensamos que eran panameños y dijimos que linda gente los panameños, pero luego nos dimos cuenta que la mayoría de gente atenta eran venezolanos o colombianos y como decimos nosotros, mala gracia eran panameños, no sé si tuvimos mala suerte y en su mayoría de veces nos chocábamos justo con los renegados de la vida (ja ja ja) pero pocos fueron los panameños amables, en fin no quedaba otra que seguir con buenas caras o malas caras, nuestra ruta continuaba; luego decidimos ir a Colón la enorme zona de libre comercio, donde se puede realizar compras sin pagar impuestos, por lo que leí antes de viajar y lo que algunas personas me contaron tenía la ilusión de encontrar muchas cosas bonitas y baratas en ese lugar, pero no fue así, es una zona bastante grande, cierto, pero no me gustó la atención empezando desde el taxista que por 3 cuadras nos quiso cobrar 8 dólares, al momento de subir nos dijo 4 dólares pero al momento de bajar nos dijo que él se refería a 4 dólares cada una (mi sobrina y yo), luego de un breve intercambio de palabra le dimos solo los 4 dólares; y por qué no  caminamos las 3 cuadras dirán ustedes porque el calor es tan intenso que es imposible caminar por más voluntad que tengas, una vez ya en la zona franca, encuentras muchos jaladores que te preguntan qué tipo de producto buscas, y ellos te guían a las tiendas pero tuvimos mala atención, los precios  en cuanto a equipos tecnológicos como cámaras, son bastante cómodo comparado a Perú, en cuanto a ropa hay que saber de calidad, porque es “tipo Gamarra” que encuentras de todas las calidades y no es tan barato que digamos, en fin, no nos convenció mucho, así que decidimos regresar, a la capital, otro dolor de cabeza para tomar el taxi nos querían cobrar 120 dólares, la distancia es de más o menos media hora, y seguido del precio nos decían aquí roban, este lugar es muy peligroso y realmente se veía muy peligroso, unas casonas antiguas, rodeadas de basurales y con personas alrededor que no parecían muy confiables,  la zona franca de Colón es lo opuesto a Ciudad de Panamá, en cuanto a infraestructura; en fin no nos quedó otra que regresar en bus por 2 dólares cada una y claro en un promedio de hora y media de viaje.

Ya en Ciudad de Panamá nos recomendaron ir de compras a los centros comerciales como Albrook Mall,  Multicentro, Metromall Panamá, ahí sí los productos al parecer ya están seleccionados, son grandes centros comerciales lujosos y con mucha variedad en cuanto a ropa, perfumerías y todo lo que uno quiera comprar. Venden de todo, hay precios de todo costo, según la calidad, pero me encantó, el calor no se siente porque todos los centros comerciales tienen aire acondicionado, la atención es buena en la mayoría de tiendas.

Otro de los atractivos de Panamá son sus Islas, fuimos al Archipiélago Bocas del Toro, un grupo de Islas del Mar Caribe que se encuentra al noroeste de la República de Panamá y a 11 horas de viaje en bus desde la capital, fue un paseo hermoso poder ingresar a las tibias aguas caribeñas de color verde esmeralda y disfrutar de un almuerzo a base de pescado de la Isla.

En conclusión puedo decir que Panamá es una ciudad hermosa quitándole los inconvenientes que tuvimos pero que disfrutamos igual de su gastronomía, su cultura, su arte y como en toda familia siempre hay buenos y malos.

 

 

 

UNA GRATA EXPERIENCIA EN CENTROAMÉRICA

“PANAMÁ”

 

 

    

       Luego de ponernos cómodas salimos iniciando nuestro paseo caminamos en busca de comida; muy cerca del hotel en un lugar estratégico con el nombre de “PANAMÁ” con letras de colores, en donde todos los turistas posan para las fotos de rigor, nosotras hicimos lo propio y continuamos nuestra caminata hacia el restaurante, en cuyo trayecto nos sorprendió una lluvia bastante fuerte que no se sentía frío más bien mitigaba el intenso calor, y así llegamos al restaurante de los mariscos.

      

Bocas del Toro

Ciudad en Panamá

Bocas del Toro, o Bocas, es la capital de la provincia panameña de Bocas del Toro. Se encuentra en el extremo sur de la isla Colón, en el mar Caribe. Entre las playas cercanas se encuentra la resguardada playa Estrella, al noroeste. La playa Bluff, en la costa este, es conocida por su fuerte oleaje. 

Panamá es un país que lo tiene todo. Los rascacielos, altamente característicos de la ciudad

1.- Canal de Panamá

Ofrece un espectáculo único al poder ver los barcos cruzar dos océanos. El Centro de Visitantes, Miraflores ofrece, además de las vistas, una proyección de película en 3D y toda la historia del Canal.

Otro lugar que, sin duda, es de los lugares turísticos en Panamá y que no debe dejar de ser visitado, es el Casco Antiguo de Panamá, en Ciudad de Panamá. Los techos de tejas anaranjadas y arquitectura colonial española, están en contraste con los rascacielos de la bahía. Además, cuenta con una vida nocturna muy atractiva tanto para locales como para extranjeros.

3.- Bocas del Toro

Situado en la costa noroeste del Caribe, este archipiélago de nueve islas tropicales ha conservado una fuerte influencia de las Indias Occidentales. El turismo ecológico y de aventura, cuentan con algunos de los mejores de buceo y de surf breaks en el país.

10.- El Mercado del Marisco

Es considerado el mejor lugar para comer en la ciudad de Panamá, con un buen restaurante que atrae a los turistas y con varios puestos llenos de gente degustando ceviche con pescado recién capturado acompañado de galletas y ají picante.

  1. Panamá Viejo

A solo 6 km de la ciudad, por la vía Cincuentenario, están las ruinas de la antigua ciudad de Panamá. El recorrido de este sitio histórico te llevará a conocer más de diez edificaciones históricas como el Cabildo, la torre de la Catedral y el Puente del Rey.

 

. Casco Antiguo

Uno de los sitios turísticos de Panamá más frecuentados, a 5 km del centro de la capital. Puedes llegar a este lugar por la avenida Balboa. Se caracteriza por el contraste entre su arquitectura colonial y su vibrante vida nocturna. Aquí verás monumentos históricos como el Paseo de las Bóvedas, así como sus cafés y restaurantes, y el Museo del Canal Interoceánico.

 

Esta maravilla de la ingeniería conecta los océanos Pacífico y Atlántico. Podrás admirar la espectacular travesía de los buques en cualquiera de sus dos centros turísticos, ubicados en cada extremo de la trayectoria del Canal. El centro de las esclusas de Miraflores está a 20 km de la ciudad capital, viajando por la avenida Omar Torrijos.

  1. Bocas del Toro

Este sitio es ideal como ruta larga, en un trayecto de 9 horas por la Panamericana (622 km). Bien vale la pena, pues este es uno de los lugares turísticos para visitar panamá por excelencia. Su pueblo y sus múltiples islas en el Mar Caribe te ofrecen atracciones como paseos por jardines botánicos, visitas a reservas forestales, deportes acuáticos, avistamiento de pájaros, paseos en bicicleta, cabalgatas, paseos en lancha y, por supuesto, su ambiente festivo.

Incluso podrás hacer el Tour de Chocolate, donde se muestra el cultivo de cacao y la posterior fabricación de este delicioso producto en la comarca indígena Ngäbe Bugle.

 El mercado de mariscos: ubicado en el área de la cinta costera, este lugar de abasto cuenta con muchos puestos de comida que brindan exquisitos platillos con mariscos frescos a precios módicos, como el ceviche o el pescado con patacones

Zona Libre de Colón para importar, almacenar, ensamblar, reempacar y reexportar una amplia gama de productos que van desde aparatos electrónicos hasta productos químicos, pasando por bebidas, tabaco, muebles, ropa, calzado, joyas y otra gran variedad de artículos. La Zona Libre de Colón es además la vitrina comercial por excelencia del continente entero. Los últimos adelantos en tecnología electrónica se exponen al lado de las más sofisticados marcas en perfumes o lo más cotizado de la moda internacional. La principal característica de una zona libre internacional o zona franca es que está libre de impuestos, por lo que encontrarás artículos a precios verdaderamente bajos.

 Aquí podrás encontrar aparatos electrodomésticos, licores, tabaco, muebles para el hogar o la oficina, ropa, calzado, joyería, perfumería y juguetes, entre muchos otros artículos provenientes de Japón, Hong Kong y Estados Unidos, principalmente.

Tómate tu tiempo y recorre los más de 2 kilómetros que conforman la Zona Libre de Colón con aproximadamente 2,300 empresas. Hay pocos establecimientos que venden al detalle o menudeo, la mayoría solo venden al por mayor. ¡Vive esta experiencia inolvidable y disfruta de un día de compras a lo grande!

También te podría gustar...