Crónicas Bahianas “Y ESTO, QUE NO ES NADA, ES TODO”, Ino Moxo…César Calvo.

Por Enrique Tinoco

El 12 de octubre en el Brasil se celebra la fiesta de su Patrona: Nuestra Señora de la Concepción Aparecida, o simplemente: Nuestra Señora Aparecida. Proclamada Reina del Brasil y su Patrona el 16 de julio de 1930 por el Papa Pio XI, el gobierno brasileño, por ley No. 6802 de 30 de junio de 1980 la reconoce oficialmente su Patrona y decreta el 12 de octubre como su fiesta.

El origen de su culto es más antiguo; según documentos de la Curia Metropolitana de Aparecida y el archivo de la Compañía de Jesús en Roma, con documentos originales de la Parroquia de San Antonio de Guaratinguetá, la aparición de la imagen data de la segunda quincena de agosto 1717, cuando dos pescadores locales, en el rio Paraiba, encontraron la imagen rota, y la pesca, que estaba escasa se convirtió en una tan exitosa que amenazaba hundir las embarcaciones con el peso, los fieles recompusieron la imagen y comenzaron su culto. Un indicador de como creció esta devoción es la basílica que la alberga, construida con una capacidad para 45 mil personas. En el candomblé su imagen es sincretizada con la de Oxun.

En el día a día, una ola de actos de violencia protagonizados por seguidores de Jair Bolsonaro se extiende por todo el territorio nacional (se conocen registros en torno de 50 casos), los casos ejemplares: el asesinato de Romualdo Rosario da Costa, considerado uno de los mayores exponentes de la capoeira de Angola, compositor, artesano y educador, conocido como Mestre Moa do Katendê es el caso más trágico, muere asesinado de 12 puñaladas el mismo día de las elecciones cuando en una rueda de amigos declara su voto en favor de Haddad; y la declaración, en un video de amplia divulgación (21/10), de Eduardo Bolsonaro, hijo del candidato a la presidencia, actualmente diputado federal en São Paulo, al responder una pregunta sobre qué actitud tomaría si la candidatura de Jair fuese impugnada, afirma: “[el STF] tendrá que pagar para ver lo que acontece […] Si quisiera cerrar el STF usted no manda un jeep, manda un soldado y un cabo”; mientras la prensa oficialista insiste en la narrativa de estar frente a dos extremismos, la de Bolsonaro y la del PT, que se resume en el editorial de Globo del 12 de octubre.

En lo relativo al sufragio, las intenciones de voto después del primer turno, tanto en la pesquisa Ibope (15/10) cuanto Datafolha (18/10), muestran que la ventaja de Bolsonaro aumentó dos puntos porcentuales.

Bolsonaro continua con su estrategia de no participar de debates con su oponente, mientras Haddad rediseña su campaña, marcada por el desafío de debatir propuestas con su opositor; ambos buscan articular adhesiones y se observa comportamientos erráticos de los candidatos fuera de disputa, la

periodista Teresa Cruvinel resume el fenómeno, habla de un “movimiento Pilatos”.

Grupos suprapartidarios denuncian la amenaza que significa Bolsonaro para el Brasil, con el común denominador de ser suprapartidarios, tienen destaque: la de artistas e intelectuales que emiten un manifiesto (12/10); la de 1100 juristas, abogados y profesores de derecho (16/10) apoyando Haddad, que resume el sentimiento de todos los casos: “por el hecho de ser el único, en este segundo turno, capaz de garantizar la continuidad del régimen democrático”; inclusive la iniciativa en el Estado de Paraná para crear un Frente Suprapartidario por la Democracia, en apoyo a la candidatura de Haddad entre los integrantes están MDB, PCdOB, PSOL, PCB, PROS, PSB, Centrales Sindicales CUT, CTB, Fuerza Sindical, Conlutas, Movimientos de Mujeres, LGBTI, Negros y Negras, Juventudes, MST y MTST (18/10).

En el frente externo la prensa casi uniformemente califica la situación del Brasil bajo la amenaza del “peligro Bolsonaro”, varios casos específicos merecen destaque: Portugal, más de 100 personalidades de varias áreas de actividad suscriben un documento alertando riesgos de “retrocesos sociales, ecológicos, políticos y humanos” y anuncian una manifestación en Lisboa para el 21/10; en Ginebra, la Asociación Americana de Juristas denunció las groseras violaciones de derechos humanos del ex presidente Lula en la Lava Jato ante la 39ª. Sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU; em Paris (13/10); Marine Le Pen en entrevista colectiva sobre temas locales, al ser preguntada sobre el caso brasileño afirmó que “[…] él dice cosas extremamente desagradables, […] cuando un candidato habla cosas desagradables, en Francia es catalogado de extrema derecha”; Angela Davis en una charla en USA declaró su preocupación con el Brasil y sostuvo un cartel con “#EleNão”, contra Jair Bolsonaro; Yasmin Fahimi, presidente del Grupo Parlamentario Teutón-Brasileiro (13/10) deplora la situación a la que llegó el Brasil, concluyendo que: “Del lado alemán, no veo ninguna base para una parecería estratégica con un presidente Bolsonaro”, es bueno recordar que tras esas declaraciones están Volkswagen, Merecedes Benz y Siemens; el historiador norteamericano David Duke, conocido por sus vínculos con el Ku Klux Klan declara (16/10): “Él suena como nosotros. Y también es un candidato muy fuerte. Es una nacionalista”; representantes de cinco de las siete bancadas del Parlamento Europeo inician (16/10) la colecta de firmas para defender una posición contraria a la candidatura de Bolsonaro; el portavoz del FC Barcelona, Josep Vives, hace una declaración oficial (16/10), sobre el apoyo que Ronaldinho gaucho ha hecho al candidato de extrema derecha del Brasil, retirándolo del papel de embajador del club.

También te podría gustar...