A SEIS MESES DE SU PARTIDA

HOMENAJE A SANTOS ALEJANDRO VALDEZ LINARES

Por DAVID MUÑOZ TUESTA

 

SANTOS ALEJANDRO VALDEZ LINARES, pintor de estirpe, maestro de consagrada vocación, excelso chachapoyano, amigo entrañable desde la infancia. Que por admiración, aprecio y cariño le llamamos simplemente ALEJO.

En su partida repentina el 14 de Abril del 2018.

 

Alejo vino desde niño cargado de lejanías del ayer

y muestras vivas del presente.

Cargado de auroras relucientes y atardeceres resplandecientes.

Cargado de luz de luna y destellos de estrellas.

Cargado de paisajes de ensueño con marco y colores de arcoíris.

Cargado de gentilicio con fiesta de sol,

lluvia y granizo.

Cargado de inmensidad de cielo azul chachapoyano.

Y nos encontramos en el camino de la vida

para compartir  nuestra amistad sincera

en todos los avatares, alegrías y tristezas

desde los felices días de la infancia.

Alejo:

¡Qué admirable tu vivir!, tu forma de ser y pensar,

tu forma de sentir y dar amor a tus seres queridos.

Es lección, docencia y práctica de vida

de un ser, lleno de fe en Dios

cuajado de humanidad

y de un corazón apasionado.

¡Qué admirable tu grandiosa obra

que tu pincel y tu pluma

de trazo firme y limpio

plasmaron en el lienzo!

Lo que vieron tus ojos

Desde la lejanía, lo que formó tu mente

tus manos creadoras, mirando desde adentro.

Mirándote a tí mismo, en un solo acto

lo de ayer y lo presente

lo pasado y lo actual.

Todo con destellos al futuro

para los tiempos venideros

para las nuevas generaciones

de tu querida Chachapoyas

de nuestro Chachapoyas.

Alejo:

En la tarde de tu vida se precipitó la noche

Y en este brusco y terrible oscurecer

nuestras almas atormentadas

confundidas por el llanto

buscan desesperadas

una luz

que nos oriente

para seguir la ruta

ya sin ti.

Pero será siempre tu mente

y tu alma de recia personalidad

repleta de conocimiento

de historia y de arte

desbordando en abundantes copos

y antorchas luminosas

la enseñanza y la docencia

las que nos seguirán guiando

por el camino del bien

Del arte y del saber.

Esa luz seguirá viva

entre nosotros para siempre.

Y, ¿Qué hacer ahora si ya no estás?

Atados al rosario de nuestras lágrimas

tendremos que recorrer de nuevo

tus caminos contemplando

tu obra y tu vida.

Y aprender a caminar a solas

pero enseñando a nuestros hijos

Las enseñanzas que dejaste mirando

desde el ayer, desde el fondo

para descubrir la belleza

la estética y el mensaje que eternizaste

con tu pincel y tu pluma

para que el tiempo no lo destruya

en su marcha feroz.

Alejo:

Así es tu obra

Pasado y presente

camino de añoranza y nostalgia

con hálito potente de vida

con destellos al futuro que no terminará

entre las cenizas del tiempo

porque el fuego que has prendido

para alumbrar nuestra identidad chachapoyana

no se apagará, perdurará siempre

de generación en generación

y tu descanso y tu paz

serán eternas.

CORTESÍA: Luis Albitres Mendo.—

También te podría gustar...