LAS MÁS GRANDES RIQUEZAS DEL POBRE

Anónimo

 

         Un hombre de alta alcurnia y de grandes recursos económicos quería mostrarle a su hijo la pobreza por lo que le llevó a vivir unos días en el seno de una familia campesina.

Al cabo de una semana regresó el niño a su mansión. El padre le preguntó:

-¿Qué te pareció la pobreza?

El hijo le respondió sin pensarlo dos veces:

-¿De qué pobreza me hablas, papá? Los campesinos tienen cuatro perros, yo tengo uno, nuestra piscina llega solo hasta la mitad del jardín, en cambio ellos tienen un riachuelo que nunca termina. Nosotros tenemos lámparas importadas, ellos tienen luna y estrellas. Nuestro patio llega hasta la pared del vecino, el de ellos termina en el horizonte. Ellos tienen tiempo para sentarse a conversar, en cambio tú y mamá tienen que trabajar todo el tiempo y nunca los veo.

Finalmente añadió:

-Gracias, papá por haberme dado la oportunidad de mostrarme la verdadera riqueza.

 

FRASE CÉLEBRE

         EN SERIO

¡Que me falta la otra parte! Porque a mí no me van a decir que solo hay Hinostroza y su pequeña corte que son corruptos y del otro lado están los impolutos. ¡Por favor! ¡Ese cuento no me lo creo! Este es un país de santos, pero para la corrupción no hay santos, hay solo corruptos.

ENRIQUE Bernales Ballasteros

 

Yo creo que Arguedas murió enfermo de Perú. De un país que él amaba intensamente, pero percibía que el país no lo amaba a él, o no lo comprendía. Y esa sensibilidad que él tenía lo llevó a tomar la decisión del suicidio.

Enrique Bernales Ballesteros

 

         EN BROMA

¡Qué más da! Si en tu vida no eres lo que te dicen, tú tienes la percepción de ti mismo y tu propia certeza, allá quien te lo dice… ¡y que con su pan se lo coma! Pero si tú vas a vivir obsesionado con el qué dirán de los demás, te fregaste. Que cada cual genere sus propias percepciones y que las asuma y que las resista o que las rectifique. Yo soy yo y mi circunstancia. Y con mi circunstancia he triunfado.

Enrique Bernales Ballesteros

También te podría gustar...