CRÓNICAS BAHIANAS

Al que nació barrigón, aunque lo fajen de chico….dicho popular latinoamericano

El 20 de noviembre es designado como el “Día de la conciencia negra”, los movimientos sociales rinden homenaje a Zumbi de los Palmares, el líder del mayor y más duradero quilombo, el primer héroe brasileño en la lucha por la libertad y la independencia, mucho antes que Tiradentes; existieron y aún subsisten millares de quilombos, que continúan luchando por el reconocimiento de la propiedad de sus tierras.

El presidente electo, Jair Bolsonaro, durante una entrevista (14/11), con relación al proyecto Mas Médicos, afirma: “Yo fui contrario [a su implantación], porque afecta relaciones laborales y cuestiones humanitarias y 70% del salario de ellos es confiscado por la dictadura cubana. No voy a convidarlos [a permanecer] y nunca haría un acuerdo en esos términos. Eso es trabajo esclavo. […] No tenemos ninguna comprobación que ellos sean médicos”. El gobierno cubano reacciona e informa que no renovará contrato, retirando sus médicos del Brasil (deben concluir su salida en diciembre).

Es bueno conocer el origen del proyecto para no perderse en el tiroteo de declaraciones de las partes enfrentadas.

El problema de los servicios de salud es antiguo, podemos utilizar como referencia la investigación del Instituto de Pesquisa Económica Aplicada – IPEA, órgano gubernamental que presenta los resultados del Sistema de Indicadores de Percepción Social, enero de 2011, los que apuntan: 58,1% considera como problema la falta de médicos; 35,4% la demora en la atención en los puestos de salud y hospitales y 33,8% la demora para conseguir consulta con especialistas; estudio que se complementa en diciembre de ese mismo año con el trabajo del Consejo Federal de Medicina, órgano de clase: Demografía Medica en el Brasil: datos generales y descripciones de desigualdades, donde se describe la desigualdad de distribución de médicos por regiones y la diferencia de ocupación pública y privada; es decir, ya se sabía que era una situación requiriendo de atención estratégica urgente. Urgencia que explota en los movimientos populares de 2013. La respuesta del gobierno es la creación, mediante ley, del Programa Mas Médicos (Ley 12871 de 22 de octubre de 2013) con la finalidad de dar respuesta integral al problema: falta de médicos, infraestructura, desigualdad regional, enseñanza de la medicina, y otros.

Dentro de ese Programa, se crea el proyecto Mas Médicos para el Brasil (Capitulo V de la ley) que será ofrecido: a los médicos formados en instituciones de educación superior brasileña o con diploma revalidado en el país; y, médicos formados en instituciones de educación superior extranjeras, por medio de intercambio medico internacional, encargándose a los ministerios de Salud y Educación su coordinación general, mediante actos conjuntos.

La medida fue mal recibida por la oposición al gobierno y por las entidades de clase médicas, fueron presentados mandatos de seguridad y acciones directas de inconstitucionalidad – ADI, dos de ellos presentados por el entonces diputado Jair Bolsonaro, el argumento central era el: “daño irreparable o de dificilísima reparación a la salud del pueblo brasileño”, todas las acciones fueron rechazadas por el Supremo Tribunal Federal.

Cumplidas las llamadas a los profesionales brasileños, con el resultado de subsistir cerca de 11 mil vacantes no atendidas, el gobierno brasileño articuló con la Organización Panamericana de Salud y el gobierno cubano, firmando un convenio que permitiría llenar esas vacantes, una característica del convenio es que siendo de gobierno a gobierno los médicos cubanos son funcionarios de su ministerio y no existen contratos individuales.

En 2016 se publica “Análisis del Programa Mas Médicos a la luz de los arreglos institucionales: intersectorialidad, relaciones federativas, participación social y territorialidad”, articulo de los investigadores Gabriela Spanghero Lotta, María Cristina Costa Pinto Galvão y Arilson da Silva Favareto que en sus conclusiones registran: “En primer lugar, es importante apuntar que el Programa tiene éxito en la medida que, de manera general, es simple, eficiente y consigue resultados ya en el corto plazo” y concluye que parte de ese éxito puede ser atribuido a la forma como el arreglo institucional fue estructurado, incorporando de manera positiva las dimensiones de la intersectorialidad, de las relaciones federativas, de la territorialidad y de la participación de actores no estatales.

Las declaraciones de Jair Bolsonaro muestran coherencia de su posición con relación al Proyecto y a su estilo, descomedido por decir lo menos, de formular sus planteamientos, con la diferencia que ahora es presidente electo. La reacción del gobierno cubano es igualmente coherente. El resultado es una crisis de atención de servicios de salud, como señala la nota conjunta (Agencia Brasil, 14/11) del Consejo Nacional de Secretarias de Salud (Conasems) y el Frente Nacional de Alcaldes (FNP) que apelan para el mantenimiento de los profesionales cubanos bajo riesgo de faltar atención a la población.

Otra muestra del “estilo” Bolsonaro es comentada por The Guardian (20/11) en un artículo en el cual critica su declaración: “el pu“el pueblo brasileño todavía no sabe lo que es dictadura”

Según UOL (27/11) el Frente Asociativo de la Magistratura y del Ministerio Público, que reúne entidades que representan jueces y fiscales federales, se moviliza para revertir el fin del pago de auxilio casa decidido por el ministro Luis Fux del STF.

El obispo de la Iglesia Universal del Reino de Dios, Edir Macedo, durante un sermón (25/11) explicita: “No creo que el Espirito santo quiera aplausos. Él quiere que usted coloque la mano en el bolsillo.”

La OEA exige que el gobierno brasileño de protección al diputado federal Jean Wyllys, amenazado de muerte (28/11). La Comisión Internacional de Derechos Humanos concluyó que Wyllys “se encuentra en una situación de gravedad y urgencia, puesto que sus derechos a la vida y a la integridad personal están en grave riesgo”

El área técnica del Tribunal Superior Electoral (24/11) recomienda a los ministros del tribunal la aprobación de las cuentas de campaña de Jair Bolsonaro, cuestionado por el PT por la contratación ilegal por empresas da campañas masivas en las redes sociales (fake news); opinión convergente con la de la procuradora (fiscal) general de la Republica, Raquel Dodge, que también recomienda la aprobación de las cuentas (27/11); el caso será visto por el TSE en día 04 de diciembre.

El día 11 de diciembre está previsto que el Consejo Nacional de Justicia juzgue el caso de Sergio Moro.

“Estamos muy optimistas porque el Brasil está cambiando de una gestión extremamente socialista para una economía mucho más liberal. Lo que yo he venido a hacer en USA es dar los primeros pasos para el rescate de nuestra credibilidad y mandar un mensaje claro de que nunca más seremos un país socialista”, declaraciones de Eduardo Bolsonaro – PSL a la Fox News (01/12).

Hasta breve

Enrique Tinoco

Salvador, 02 de diciembre de 2018

También te podría gustar...