!!TAREA¡¡

En esta oportunidad, no vamos hablar de las tareas escolares en que algunos docentes se especializaban, para que los niños escriban “500 oraciones con el verbo amar”.

El pobre niño, llegaba a su casa con el alma destrozado y con un pie en el desaliento, listo para renunciar ser alumno de por vida.

Al ver este estado de ánimo, la mamá le consolaba: “no te preocupes hijo, le vamos a pedir a tu papá para que él escriba las oraciones…es ducho y conoce bastante el verbo AMAR.

A las cinco de la mañana del día siguiente, el padre recién se acostaba, ojeroso y somnoliento y con una pregunta que retumbaba en sus oídos: ¿Acabaste la tarea?.

Pues la tarea del que vamos a hablar en esta ocasión, es la que por ley deben cumplir los flamantes regidores como “fiscalizadores” al igual que los consejeros en los gobiernos regionales. Aunque en ninguna época han cumplido este rol y solo se han dedicado a cobrar sus dietas y los más osados a pedir obras para sus propios beneficios. Estos puestos no tienen razón de ser, son enteramente burocráticos y en nada beneficia a las ciudades.

En los últimos meses del año pasado fui el “joven de la serial” al descubrir ciertas artimañas en la comuna Provincial encabezado por el Alcalde “Nada”, el Gerente de Obras y otros empleados de segunda y tercera clase.

Pues, verán ustedes que en muchos puntos de la ciudad se construía casas y muchas de ellas sin licencia municipal, sin expediente técnico y para disimular “con papeletas de multa” por ser clandestinos, multa que nunca se ejecutó.

Yendo un poco más allá, descubrimos que el primer protector de estas obras era el propio Alcalde (Su nombre: Nada, apellido paterno: Rompe Carro”), y apellido materno: Rompe Muelle.

Y aquí va la tarea: Revisar todos los expedientes de las construcciones en Huaraz, de ellos cuántos con la documentación completa, otras sin expediente técnico de estos cuántos pagaron las multas y a dónde fueron a parar.

El resto es de su propia cosecha…

También te podría gustar...