CASA DEL MAESTRO

En Huaraz existe un edificio de tres plantas llamada “Casa del Maestro” cuya construcción de material noble se inició en 1993.

Antes a esta fecha, era un corralón amurallado con adobes en cuyo interior funcionaban las oficinas de la Asociación Departamental de Cesantes y Jubilados de Educación de Ancash (ADCIJEA) y el Comité de Servicio de Asistencia Social (SERAS), ambos en ambientes precarios. Este último había sido creado a iniciativa de los mismos maestros que habían acordado se dedique a recaudar los ahorros de los Cesantes y Jubilados del Sector Educación a razón de 5 soles mensuales que servía de capital. Con estos fondos se prestaba a los docentes, un máximo de 5 mil soles y se ayudaba a los deudos en caso de muerte de los titulares docentes.

En tanto la ADCIJEA recibía una cuota mensual de 3 soles mensuales.

El SERAS inició su labor social con menos de 300 socios y fue creciendo con el tiempo con los docentes pertenecientes a la ley 20530 a quienes se descontaba sus mensualidades por planilla.

 

UNA NUEVA ERA

La edificación definitiva de la Casa del Maestro, con material noble, empezó con la elección como Presidente de la ADCIJEA del Prof. Olimpio Cotillo y su Consejo Directivo, esto es sin presupuesto, pero sí, con planos para un edificio de 3 plantas y todas las comodidades de un local público y más tratándose de los Maestros que en todo orden de cosas, debía ser el ejemplo de la sociedad.

Al final de su mandato de dos años, Cotillo entregó el auditorio totalmente terminado, incluido el escenario con un descuento “por única vez” de 5 soles y las donaciones de instituciones, amigos y finalmente de la Región Ancash, que al ver el avance significativo, no dudó en proporcionar los últimos presupuestos para el acabado, puertas y ventanas SSHH, etc. En aquel entonces estaba como Presidente de la Región el Lic. Fredy Moreno Neglia y como Gerente General el Ing. Carlos Maldonado Vergara que ofrecieron un invalorable apoyo a los maestros de la tercera edad.

 

SE INICIA LA DEBACLE

Como se ve, las sucesivas directivas elegidas democráticamente entre los más destacados, siguieron con la construcción de la obra hasta concluirlo, unos más que otros, pero siguieron el ejemplo de las primeras directivas.

Hasta que hace un tiempo atrás, la CASA DEL MAESTRO se politizó partidariamente al surgir personajes ambiciosos y con ansias de enriquecerse que no dudaron en tomar la directiva y olvidarse por completo de que la Casa del Maestro no es, ni de la ANCIJE, ni del SERAS, es la CASA DEL MAESTRO ancashino porque allí esta su sudor, su dinero y sus anhelos para pasar los últimos años de su ancianidad en paz y reposo. En concordia y como verdaderos hermanos.

Todos estos nobles fines se han olvidado. Hoy en día los maestros que fallecen no reciben su último adiós en su casa, sino los deudos prefieren buscar otros locales para despedirles de este mundo.

.

PRETENDIERON DESALOJAR AL SERAS

Quienes se han encaramado en la dirigencia de la ADCIJEA sin reunir ninguna condición, ni moral ni ética y socios de última hora que nunca contribuyeron con nada y conocidos políticos, han pretendido DESALOJAR al SERAS de los ambientes que ocupa en la segunda planta, construido con su propio dinero, de la CASA DEL MAESTRO, según fundamenta el seudo presidente Juan Adolfo Blácido Alva (reelecto amañadamente), según escrito de su abogado Erick Villanueva Can Can, por ser “ocupantes precarios”.

Al respecto la Sala de la Corte Superior de Justicia de Ancash conformada por los Vocales: Quinto Gomero, Huerta Suárez y Tamariz Béjar ha emitido la siguiente sentencia con total imparcialidad en los siguientes términos:

 

SENTENCIA JUDICIAL

DECISIÓN:

Por las consideraciones de hecho y derecho anotadas, en ejercicio de las competencias otorgadas por el artículo 138 de la Constitución Política del Estado, y artículo 39 y 40 del TUO de la Ley Orgánica del Poder Judicial:

DECLARARON FUNDADA el recurso de apelación interpuesta por la Asociación Civil Servicio de Asistencia Social de Huaraz SERAS, en consecuencia:

REVOCARON la sentencia contenida en la resolución número doce de fecha veintiocho de setiembre del año dos mil dieciocho que declara fundada la demanda interpuesta por la Asociación Departamental de Cesantes y Jubilados de Educación de Ancash representado por el señor Juan Adolfo Blácido Alva, sobre desalojo por ocupante precario.

REFORMÁNDOLA declararon improcedente la demanda en todos sus extremos. Notifíquese y devuélvase al Juzgado de origen.- Ponente Magistrada Eva Luz Tamariz Béjar.

También te podría gustar...