SEGUNDA CONDENA DE LULA EN BRAZIL

Por Afrânio Silvar Jardim*,

Ya dije en, textos anteriores, que renuncié a tener cualquier esperanza en nuestro sistema de justicia criminal, contaminado ideológicamente. Entonces, cuando se trata del ex presidente Lula, todo es mas espinoso. Para él, todo trayecto dentro de nuestro poder judicial está “minado”, no tiene ninguna chance.

De esta manera, pienso de debatir técnicamente el tenor de esta nueva sentencia condenatoria seria inclusive una forma indirecta de legitimarla. Se trata de una condena ya esperada por todos; todos que ni siquiera conocían el contenido del proceso ya esperaban esta condena, evidenciada por la total falta de imparcialidad de nuestro sistema de justicia criminal.

Él [el sistema de justicia criminal] considera al ex presidente Lula como un verdadero enemigo, lo que es reforzado por advertencias públicas de lagunas altas patentes de las fuerzas armadas.

Mientras tanto, para no frustrar aquí mis lectores, de forma absolutamente sucinta e indignada, digo lo que va abajo:

1) Es evidente y explicita la incompetencia de la 13ª. Corte Federal de Curitiba para juzgar al presidente Lula por la supuesta practica de crímenes estaduales, que habrían sido practicados en São Paulo. Inclusive los fraudes practicados contra la Petrobras por terceras personas no ocurrieron en el Estado de Paraná. La Petrobras S. A. es persona jurídica de derecho privado.

Traté de esas cuestiones hasta agotarlos en varios artículos que están publicados en nuestra columna del site Emporio do Direito.

Pido disculpas, pero, la fundamentación usada en la sentencia para refutar ls preliminar de incompetencia del foro y del juicio es risible, llega a ser cinica y carece de base técnica. La jueza se limita a transcribir decisiones anteriores, donde encontramos este disparate jurídico:

“Fuese aun Luiz Inacio Lula da Silva Presidente de la Republica la competencia seria del Egregio Supremo Tribunal Federal. No más ejerciendo el mandato, la competencia pasa a ser de la Justicia Federal, pues, como objeto de la denuncia, se tiene corrupción de agente público federal” (sic)

2) En lo que dice respecto del juzgamiento del mérito, puede constatarse que tal vez 4/5 de la sentencia es mera transcripción de varias declaraciones de testigos y reos, sin mayores consideraciones selectivas. En esta parte, la sentencia también se vale de cansadoras transcripciones de otros documentos y piezas del proceso. Pasa la falsa impresión de que la juzgadora utilizó en exceso de su asesoría y secretaria…No hay grandes cuestionamientos doctrinarios. En relación a las cuestiones jurídicas, la magistrada vuelve a transcribir el tenor de otras decisiones judiciales.

Vale aclarar: (aun cuando mis alumnos ya sepan) ¡tener conocimiento de que existe una práctica criminal no hace la persona participante o coautora de los crímenes sabidos!!!

Además, ¡la jueza dispensó la alegación y la prueba del acto de oficio anterior al recibimiento de la “propina”, lo cual haria indebido tal recibimiento!!!

Vinculó las obras de la chacra al nombramiento de los directores y gerentes de la Petrobras (sic). Obsérvese que tales nombramientos no derivan de actos del ex presidente Lula.

De cualquier manera, necesitaría existir una relación de causalidad entre estas indicaciones y la obra en la chacra, considerada una ventaja indebida.

La condena por lavado de dinero es la cosa más absurda. Si la “propina” fue “pagada” a través de la realización de obras en una chacra de terceros, ¿qué es lo que la magistrada piensa que el ex presidente Lula debería hacer para no ser acusado del crimen de lavado de dinero? ¿Debería noticiar que estaba siendo beneficiado por la obra en el Jornal Nacional de la Rede Globo???

3) Conforme vamos examinar en otra oportunidad, la fijación de las penas del ex presidente Lula es muy severa y técnicamente equivocada. Cualquier persona, inclusive sin tener conocimiento jurídico, puede percibir que no es justo alguien ser condenado por una pena equivalente a un homicidio doloso y calificado por haber sido beneficiado por una obra de mejoría de una chacra que no es de su propiedad y que apenas lo frecuentaba como comodatario, aun si ese beneficio fuese indebido.

En consecuencia: el ex presidente Lula seria el “corrupto”mas burro de toda nuestra historia, pues, a pesar de todas la “propinas”, ¡no tuvo su patrimonio aumentado siquiera en un centavo!!!

*Master en derecho procesual, profesor asociado de Derecho Procesal Penal de la Universidad del Estado de Rio de Janeiro.—

También te podría gustar...