REGALOS SOSPECHOSOS

Un tipo bien uniformado y con buenos modales, visitaba a una jovencita con frecuencia, hasta que ella un día le dijo:

-Oiga, ¿somos novios?

El tipo reaccionó y un poco molesto le respondió:

-Mire, yo solo soy el cartero, tome su paquete y deje de molestarme.

También te podría gustar...