CONVENCIÓN DE GINEBRA

Toda mujer tiene la obligación de darle de comer al marido ya que la Convención de Ginebra dice que: “todo prisionero tiene derecho a una comida caliente”

Cortesía: Fredy Moreno Neglia

También te podría gustar...