LA SUERTE DE LOS PERUANOS

Más de 30 millones de peruanos ya no tienen dudas de su futuro.

El Presidente Vizcarra asumió la primera magistratura de la Nación con buenas y efervescentes intenciones de buen gobierno poniendo a la mesa las cartas de cambios que desde decenas de años solo ha servido para hacer crecer a la corrupción, multiplicar la inseguridad ciudadana y hacer del Perú un país mediocre y tercer mundista a pesar de tener las materias primas excelentes para salir del subdesarrollo y el atraso.

Algunos peruanos, aún incrédulos, no creían en lo que veían ni en lo que escuchaban y esto es lo peligroso, los paños tibios.

Y esta vez, esos peruanos dubitativos se han convencido plenamente de que hay partidos políticos que nos sumen en la pobreza y el atraso y desde el congreso torpedean

las reformas y desde el Poder Judicial y el Ministerio Público apañan a los delincuentes de cuello blanco y alma negra.

Si seguimos conformistas, de seguro fracasaremos una vez más y todo quedará en buenas intenciones. Es hora de ajustar la correa y poner a las cosas en su sitio y llamarlos por su nombre con punto y coma completos.

Nuestro destino no es negro, nosotros permitimos que sea así.

Peruanos a la lucha, armas a discreción. Las minorías mafiosas no pueden vencernos.

También te podría gustar...