ADVERTENCIA

A la esposa le dio la pereza y se acostó temprano sin preparar la cena. La suegra siguió el ejemplo. Las hijas llegaron tarde y luego de “monearse”, también se acostaron.

El esposo llegó cansado del trabajo y al no encontrar nada que comer, entró al dormitorio donde descansaba plácidamente su mujer a quien le dijo:

-Si mañana amanezco “muerto de hambre”, ustedes serán las culpables.

Y también se acostó…

También te podría gustar...