Capulí 2019 : PROTAGONISMO DE LOS PUEBLOS ANDINOS (Primera Parte) : Por Luis Albitres Mendo

CAPULÍ 2019  –  PRIMERA PARTE

PROTAGONISMO DE LOS PUEBLOS ANDINOS

 

 Por LUIS ALBITRES MENDO

 

Travesía que sirve, ante todo, para avizorar in situ el fervoroso espíritu comunitario y altruista que nuestro pueblo concibe cuando de accionar se trata y que de hecho debió inspirar a Vallejo desde su niñez.

 

Salta a la vista Huaraz, Carhuaz, Yungay, Caraz, La Pampa, Corongo, Bambas, Llapo, Huandoval, Santiago de Chuco, Trujillo y Guadalupe, lo han corroborado. El año pasado lo hicieron Cajamarca, Cajabamba, Huamachuco y Quiruvilca.

 

Y con seguridad, Pallasca, Mollepata, Angasmarca y Cachicadán también hubiesen confirmado este aserto si hubiésemos visitado estos pueblos pues este atributo es andino y recorre todos los ámbitos que están en esta región privilegiada.

 

MILENARIA RECONSTRUCCIÓN DE LA FRATERNIDAD ANDINA

 

Aún podemos apreciar el recóndito laboreo de las minkas. El ingente potencial que encierran.

 

Solo hace falta reavivar, revivir, restañar lo que ya tiene vitalidad en germen, contando con educación y formación en base a difusión y aprestamiento: Esa milenaria reconstrucción de una franca fraternidad.

 

La cooperación solidaria y la ayuda mutua perviven y proceden de nuestros ancestros.

 

Confirmar el enorme capital humano de que disponemos en PERÚ y que solo está esperando de que los maestros aviven esa potencialidad, ya que los políticos han fracasado.

 

Son los maestros, los profesores, los profesionales de la educación los llamados a ser líderes de sus pueblos y los responsables, los encargados de despertar en ellos esa ingente creatividad, una fe inquebrantable y optimista para tomar acciones y avanzar impertérridos e imperturbables hacia un progreso auto gestionado.

 

Examinemos dos ejemplos. Lo hemos visto en la laboriosa ciudad de Corongo, con sus Jueces de Agua, galardonados ya a nivel global-planetario por la UNESCO. Además de la hermosura, donaire y originalidad de sus danzas y pallas, fuentes de turismo que deben avanzar mucho más.

 

Y en Bambas, con el coraje de su alcaldesa y su inteligencia para haber instalado ornato, belleza y colorido, poniendo en vigencia además, con una estatua que denota orgullo e identidad, a  , el famoso”Jilguero del Huascarán”, cuya céntrica casa en la plaza deberá ser restaurada a fin de atraer turistas y se le rinda los respectivos homenajes.

 

INGRESAR FRONTALMENTE A SU POÉTICA

Incontrovertible el hecho que la travesía hacia los predios de Vallejo, acudiendo a su casa de Santiago de Chuco, ya sea por el Norte, Sur, Este u Oeste, es una de las tantas maneras trascendentes de ingresar frontalmente a su poética.

 

Reinventando su itinerario, CAPULÍ 2019, reafirma su versatilidad y vigencia, esta vez ingresando a Santiago de Chuco por el Sur.

 

Conociendo la idiosincrasia de sus paisanos, su fonética, el típico modo de hablar, costumbres y tradiciones, modismos que emplea su gente, la conformación del pueblo y sus paisajes, es decir, acudir a la fuente original donde nació su primera inspiración, nos proveen códigos de entendimiento para aprehender la intrincada poética posterior, la cual se fue nutriendo con abundantes lecturas y experiencias varias como sus viajes, entre otras, para complementar la ingeniosa realización del genio santiagochuquino.

 

EMPRENDER UNA GESTA IDÍLICA Y ÉPICA A LA VEZ

 

A estas alturas, Peregrinación N° 20, convertida ya en una auténtica gesta idílica y épica a la vez, CAPULÍ 2019, que se inició en 1999, atrae los sueños, iluminaciones y despertares de millares.

 

Pues CAPULÍ, incluyendo a todos los anteriores, no solamente lo conforman los 35, 50 u 80 visitantes internacionales. También deberían incluirse los cientos de niños que con banderitas, panderetas y pancartas, candorosos y felices nos dan la bienvenida en cada uno de los maravillosos poblados que visitamos, esta vez en el CALLEJÓN DE HUAYLAS.

 

Reconstruir esas alegrías y sonrisas infantiles, el sentido de afabilidad y cortesía de los pobladores adultos, inhallable en las ciudades grandes, es la tarea más preciada de esta reseña, pues recreando esta intensa y larga travesía, ellos constituyen el capital humano más precioso, la más proteica memoria de nuestra visita por sus vigilias y sueños.

 

Asomarse a las remembranzas de estas experiencias nos abastecen de motivos festivos y riqueza de temáticas de toda índole, gozando a plenitud de tiempos regocijantes destinados a nutrir los mejores episodios de nuestras vidas.

 

Serán tan trascendentes que permanecerán por largo tiempo, en las retinas de participantes y personas que de algún modo interactuaron con nosotros, escuchando nuestros poemas o apreciando y aplaudiendo nuestra visita.

 

Después de una mirada retroactiva al lado solidario de pobladores andinos, niños y adultos, no llama la atención la generosidad de esta bienaventurada gente.

 

Y que aquí en Corongo, Bambas, Caraz, Carhuas, Yungay, Huandoval y en la mismísima Santiago de Chuco, hemos descubierto a borbotones.

 

Tal como aconteció el año pasado en Cajamarca, Cajabamba, Huamachuco, Quiruvilca y demás pueblos andinos visitados, los nuestros lo llevan en la sangre, en sus genes.

 

Y eso lo traen desde tiempos inmemoriales. La minka y otras formas de ayuda mutua. Ese compartir colectivo en siembra y cosecha y construcción de casas así lo atestiguan.

 

ITINERARIO DEL SOL: EL ANDE: HONTANAR DE CULTURAS SORPRENDENTES

 

La Cordillera Blanca y la Negra, a derecha e izquierda, vigilando todo el tiempo nuestra travesía, energizando con su belleza y vigor, esta gesta que va camino a Santiago de Chuco.

 

Los amaneceres refulgen esplendentes regalándonos el oro de sus estampas que llenan de ánimo y energías revitalizantes cada mañana.

 

Cuán gratos y felices se notan los rostros, llenando de aire puro los pulmones y de gozo los corazones. Y por las noches tuvimos la oportunidad de tener tertulias con música y poesía.

 

Al mismo tiempo, mirar a las estrellas que en esta época las podemos contemplar nítidas y parpadeantes.

 

Haber viajado con ambas montañas a nuestro lado nos dio la oportunidad de divisar la eternidad de la piedra, hontanar de culturas sorprendentes.

 

He allí la aparición del culto a los Apus. Por ello, aproximarnos a estas feraces experiencias ha sido enriquecedor. Alimentó nuestros espíritus y ensanchó nuestra visión.

 

Nos permitió avizorar la inteligencia de nuestros antepasados, ingeniosos y sabios, ante condiciones tan adversas crearon los andenes y canales que aprovecharon las lluvias.

 

LEIT MOTIV DE LOS AFANES POÉTICOS: VISITAR LA CASA DE VALLEJO

 

Divertido y alucinante viaje por el Callejón de Huaylas rumbo a la Casa de Vallejo, única e intransferible apetencia, verdadero leit motiv de los afanes poéticos de quienes realizan su primer Capulí por primera vez en PERÚ.

 

Conmovidos e inspirados por la intensidad de las emociones vividas, se desliza la vista, mientras viajamos, entre paisajes geográficos y humanos.

 

Impactan de tal modo, hacen ver lo que es el Perú Profundo, crisol de razas, síntesis de inteligencias múltiples, el genio dormido de nuestra gente que hace rato empezó a despertar.

 

Corroborado incluso, en canciones, bromas, jocosidades y serias reflexiones, ideas y pensamientos, difundidos en las redes sociales, convertidas ya en auténticas plataformas populares.

 

DEMUESTRAN EL ENTUSIASMO VIVIENTE QUE LOS COBIJA

 

Estos pueblos peruanos visitados, Huaraz, Carhuaz, Yungay, Pampas, Corongo, Bambas, Llapo, Huandoval y Santiago de Chuco, demuestran el entusiasmo viviente que los cobija, su euforia para expresar la algarabía que sienten cuando algo consigue apasionarlos.

 

Basta con presentarles un paradigma, un personaje digno de honrar y conceder atención.

 

A propósito, hay que subrayar algo muy importante, indicando, recalcando, que todos y cada uno de nuestros pueblos andinos, peruanos, y andino americanos en general, detenta algún personaje emblemático a quien estudiar, investigar y constituir en ejemplo notorio, que indudablemente podrá impulsarse como émulo de nuestras juventudes.

 

LOS VIAJES, FUENTE GOZOSA DE CONOCIMIENTOS

 

Desenvueltos en todo momento, interactuando con sus lecturas y cuentos, recitando sus poemas, los escritores marcharon como un solo equipo y nació la amistad entre ellos, se cuidaron uno al otro y surgieron contactos y aquiescencias que conllevan perennidad y seguimiento.

 

Con esa expresión de camaradería los viajeros desataron algarabías estrenadas en los pueblos por donde pasaron, transmitiendo y asimilando energías positivas.

 

Estos días fueron hermosos gracias al clima impreso por las personas de los lugares que nos acogieron, gracias a la enorme empatía de los pueblos visitados y el bello entorno, maravillosos paisajes que jamás olvidaremos.

 

Este año, CAPULÍ 2019, en un recorrido por el CALLEJÓN DE HUAYLAS, iniciado en HUARAZ, invitó a transitar un viaje importantísimo, si tenemos en cuenta la riqueza múltiple de los pueblos por los que pasó.

 

Hermanados con esos legendarios pueblos, donde hombres, mujeres y niños mantienen ese límpido destello humano que les confiere bondad, mansedumbre y generosidad, nos concedió la posibilidad de rescatar la potencia integral de los viajes como fuente gozosa de conocimientos.

También te podría gustar...