VISIÓN AGUDA

Indudablemente muchos no pueden ver o no quieren ver, lo que pocos ojos agudos logran descubrir dentro de la maraña.

La posición de Tiro al Bull con respecto al entrenador Gareca, es bastante conocido porque lo hemos hecho público en diversas ocasiones.

De lo que se trata en esta ocasión, es destacar la personalidad contagiante del más visible jugador de la Selección Peruana de Fútbol, Paolo Guerrero  sobre quien pesa la responsabilidad de la conducción de los demás jugadores.

Se nota a la distancia, que Guerrero, armoniza, conduce, alienta e innegablemente lleva el timón a donde los treinta millones de peruanos desean el triunfo nacional como lo ha hecho al vencer a Chile, nuestro secular “enemigo” de todos los tiempos, cuya única intención es ganar al Perú, humillar al Perú. Pero esta vez se equivocaron, pues la sartén volteó la tortilla y los dejamos “tirando cintura” al ganarles sin objeciones, limpiamente, pero eso sí, caballerosamente por 3 a 0.

Dejando el marcador que siga exibiendo por siempre esta aplastante derrota, pasemos a desear a nuestro seleccionado que se entregue de alma y corazón a procurar ganar al invencible seleccionado del Brasil. Un poderoso equipo a quien no es imposible pisarle los talones ni agujerear su valla (arquero y todo).

Nuestros jugadores están en el mejor momento y su hinchada vibra por calles y plazas en toda nuestra patria, coreando los nombres de nuestros invencibles jufadores que en esta oportunidad no son “ídolos de barro”, sino de fibra y mucho corazón.

¡Arriba Perú!, “…otro día de gloria, va a coronar vuestra admirable constancia”, (*) palabras de Sucre, antes de la batalla final de Ayacucho.

 

También te podría gustar...