1 CARGANDO AL MUERTO

El dueño de una agencia funeraria, iba camino a una casa donde un amigo había dejado de existir y sus familiares le pidieron su servicio delívery.

            En medio camino se le malogra su carroza y por más que quiso no pudo poner en marcha a su destartalado vehículo.

            Mortificado por el trance, no tuvo otro remedio que cargar la caja mortuoria sobre su cabeza.

            Luego de caminar un buen trecho, se encuentra con un policía, quien le pregunta:

-Oe, ¿Qué llevas y a dónde vas?

-Al camposanto, le respondió.

-Y tu séquito, le preguntó el policía.

-Voy solo, porque el lugar donde me enterraron no me gustó y me estoy “reubicando”.

            Al escuchar esto, el policía se desmayó.

                                               Cortesía: Juan Gonzales Cotillo

            2

INOCENTE PREGUNTA

       La cola era interminable y todos estaban apurados porque había muchas cosas pendientes en la casa.

            Pero al que atendía a la gente, no le importaba un pepino.

-Nombre…(Se oyó una vez ronca)

-Jhordan Sacatecas…

-Profesión…

-Rasca Buchi toca flauta.

            El que atendía le dio un papelito donde decía: Vota por Adelfo, el que te sacará de la miseria y te conseguirá mujer.

            Luego dijo:

-El siguiente:

            El de la fila sacó su pañuelo y se secó la boca:

-Nombre…

-Jhon Loret de Mola.

-¿Cómo?

-Jhon Loret de Mola

-Oiga, yo no le he preguntado qué le duele. Además yo no soy dentista para que Ud. me diga: ME DUELE LA MUELA¡¡¡

También te podría gustar...