198º AÑOS DE LA “MUY GENEROSA CIUDAD DE HUARAZ”

Nelly Villanueva Figueroa

Recientemente, hemos celebrado el Bicentenario de la Independencia de Huaraz. Hoy nos referimos a un hecho correlacionado: El reconocimiento de Huaraz como “ciudad generosa”, a inicios de la República, por la decidida y sacrificada participación de su pueblo en la gesta emancipadora. La celebración de la fecha fue instituida durante la gestión del Alcalde Pablo Romero, a propuesta de la comisión de Educación y Cultura, presidida por la que suscribe este documento. Además, se declaró como Día de la Limpieza Pública, como un homenaje a la histórica ciudad que habitamos.

Uno de los legados del Protector don José de San Martín, fue la creación del Congreso Constituyente que se estableció el 20 de setiembre de 1822, luego de realizadas las elecciones. Los diputados electos se encaminaron, en compañía de San Martín, a la Catedral, para celebrar la Misa de Acción de Gracias. En seguida se dirigieron al local de sesiones de la Universidad, donde se eligió a Hipólito Unanue como Presidente del Congreso y como Diputados Secretarios, a Faustino Sánchez Carrión y Gregorio Luna.

Ante 51 Diputados reunidos, San Martín, en un grandioso gesto de desprendimiento, se despojó de la Banda Bicolor con estas palabras: “Peruanos: Desde este momento queda instalado el Congreso Soberano y el pueblo reasume el poder supremo en todas sus partes”. Dejó, así, a Simón Bolívar, la gloria de culminar la lucha por la Independencia.

El 03 de diciembre de 1823, el Diputado por Huaylas, Tiburcio Arce, natural de Casma, presentó la propuesta de elevar al pueblo de Huaraz, a la categoría de ciudad, por su invalorable apoyo material y moral al Ejército Libertador, incluyendo su participación en las batallas finales de Junín y Ayacucho. Su propuesta fue admitida y debatida. En la sesión del 10 de enero, Tiburcio Arce, fundamentó las razones de su propuesta que pasó a las comisiones de Legislación y Comercio. El día 17, después de la lectura del dictamen favorable de la Comisión, se acordó otorgar a la Capital del Departamento de Huaylas, el honroso título de “MUY GENEROSA CIUDAD DE HUARAZ”, autorizando expedir el mencionado título, a la Junta Gubernativa del Perú, integrada por José De La Mar, Felipe Antonio Alvarado y Manuel Salazar y Baquíjano.

El 18 de enero de 1823, la Junta Gubernativa emitió el siguiente DECRETO:

“ La Suprema Junta Gubernativa del Perú comisionada por el Soberano Congreso Constituyente:

Por cuanto el mismo ha decretado lo siguiente:

EL CONGRESO CONSTITUYENTE DEL PERÚ

Penetrado de los señalados e importantes servicios que ha hecho el Departamento de Huaylas a la causa de la Independencia, desde que abordó a estas costas la expedición libertadora, habiendo sufrido antes de este venturoso acontecimiento, crueles persecuciones muchos de sus vecinos, por el gobierno español, sin más mérito que el de su decidida adhesión a la libertad.

Ha venido a decretar y decreta:

1. Que la población de Huaraz, capital del Departamento de Huaylas, se denomine: “MUY GENEROSA CIUDAD DE HUARAZ”.

2. Que se autoriza al Gobierno para que se le expida el título correspondiente, que desde luego se le declara.

Tendréis lo entendido y dispondréis lo necesario a su cumplimiento, mandándolo imprimir, publicar y circular. Dado en la sala del Congreso en Lima a 17 de enero de 1823. 4° de la Independencia, 2° de la República. Hipólito Unanue, Presidente. Gregorio Luna, Diputado Secretario. José Sánchez Carrión, Diputado Secretario.

Por tanto, ejecútese, guárdese y cúmplase en todas sus partes por quienes convenga. Dará cuenta de su cumplimiento el Ministerio de Estado en el departamento de gobierno. Dado en el palacio de la Junta Gubernativa en Lima, a 18 de enero de 1823, 4° de la Independencia, 2° de la República. José de la Mar. Felipe Antonio Alvarado. Manuel Salazar y Baquíjano. Por orden de S.E. Francisco Valdivieso.

Este Decreto fue recibido por Don Andrés Mejía Méndez, por entonces, Presidente del Departamento de Huaylas, desde diciembre de 1822, hasta mayo de 1823.

Al respecto, hacemos las siguientes precisiones:

Es uno de los primeros Decretos dados al inicio de la República. Por consiguiente no corresponde al 20 de enero, fecha que algunos pretenden resaltar, refiriéndose a la reducción (no creación) ejecutada por los conquistadores en 1574. Más bien, debemos sentirnos orgullosos de pertenecer a un pueblo merecedor de reconocimiento, al inicio de la vida independiente, lejos del dominio de un poder extranjero.

En segundo lugar, no se debe tergiversar el título otorgado, añadiéndole el término “noble”, sin guardar respeto por la verdad histórica y sin tener en cuenta que Huaraz, a mucha honra, no tiene título nobiliario, sino raigambre andina, desde tiempos inmemoriales. Además, la característica de hospitalidad de los huaracinos, ya está incluida en la generosidad de haber albergado a las huestes de San Martín y Bolívar. Para corregir este error, se propone a la Municipalidad, cumplir su rol educador de la ciudadanía, haciendo circular papeles membretados, con el impreso “Muy Generosa Ciudad de Huaraz”. Se invoca a los maestros, escritores, autoridades y demás personas, abstenerse de nombrar a nuestra ciudad, como “La muy noble y generosa”. Sólo así, para las presentes y futuras generaciones, y para todo el mundo, seguirá siendo “MUY GENEROSA CIUDAD DE HUARAZ”, ejemplo de la capacidad de dar y darse.

Otro craso error, es adjudicar a Bolívar, el otorgamiento del título a nuestra ciudad, porque él recién llega al Perú, el 1° de setiembre de 1823, y se convierte en Jefe Supremo con autoridad política y militar, Dictador del Perú.

Como merecido homenaje a Tiburcio Arce, el pasaje entre la Municipalidad y la Dirección Desconcentrada de Cultura, lleva su nombre. Otra muestra de gratitud, que recuerda el accionar en la gesta emancipadora, es el nombre de los precursores dado a nuestras calles: Juan De La Cruz Romero, Julián de Morales, Sebastián Beas, José Larrea Y Loredo, Leonisa Lescano, etc.

El título “Muy Generosa Ciudad de Huaraz” honra a todos los pueblos de nuestro departamento, a los que representa, y compromete a seguir la trayectoria de servicio desinteresado a la Patria. Es uno de los motivos para ser “Huaraz Presunción”, no sólo por la belleza de su paisaje, sino también por la calidad de su gente, amante de libertad y entregada a causas superiores.

Hoy como ayer, tenemos el imperativo de seguir siendo generosos, de darnos la mano unos a otros, como nuestros abuelos, sin pactos ni convenios, comprendiendo que la victoria es el resultado de la ayuda mutua y de la unión de todos. Podemos demostrar nuestra generosidad en acciones pequeñas de la vida diaria, porque cada uno tiene algo que dar: No sólo dinero sino también talento, tiempo, amistad, solidaridad. La vida está llena de oportunidades, para servir con sencillez y cortesía, sin esperar nada a cambio. Antonio Alba Barrenechea (1907-1960) nos entrega este bello soneto:

“Juntos hicimos una gran jornada

por todos los caminos de la vida,

juntos soñamos en la misma almohada

curando con pasión, nuestras heridas.

Juntos hicimos de la vida un huerto

para solaz de nuestras horas vanas,

sembramos flores donde fue un desierto,

saludando al amor cada mañana.

Juntos ayer, pero hoy, tan distanciados,

por senderos opuestos, olvidados

del regazo de nuestras ilusiones …

lejos, muy lejos, por distintos puntos

pero en el fondo, siempre, siempre juntos,

juguete de invisibles eslabones.”

Ahora que estamos afrontando la pandemia del Coronavirus, tenemos que mostrar estoicismo y obediencia para salir adelante, con la fuerza moral que hemos heredado. A pesar de la evolución, Huaraz conserva su esencia andina, pero también está abierta, para recibir el aporte de otras culturas. Es fiel a su tradición, con sus fiestas costumbristas que perviven de generación en generación.

Por ser reconocidos como “Muy Generosa Ciudad de Huaraz”, “Capital de la Amistad Internacional”, “Paraíso Natural”, “Capital del Andinismo Sudamericano”, estamos obligados a seguir el ejemplo de nuestros antecesores, para estar presentes en el concierto nacional y mundial, cuidando la limpieza de las calles y combatiendo contra las garras de la corrupción.

¡Oh Huaraz de mis ensueños!

descubre tu nativa belleza,

aparta las sombras.

Y otra vez anida tórtolas.

Y otra vez luce galana y bonita.

Más, mucho más …

Con mi amor encendido.—

También te podría gustar...