CAMARON HERVIDO

CRÓNICAS DE MI TIERRA

CAMARON HERVIDO

Todos los que asistían a las termas de Monterrey se quedaron estupefactos, incrédulos, turulatos. Lo único que esperaban era los resultados de lo que estabn viendo. Era que un gringo se había metido a la fuente principal de las aguas termales que emanaban del subsuelo a borbotones como si fuera un pequeño volcán con temperaturas que oscilan entre 51 a 55 grados centígrados.

Al cabo de 15 minutos, o quien sabe más, salió el gringo con su medio cuerpo color cardenal, o por mejor decir como camarón sancochado.

No faltó alguien que se aproximó, lo tocó incrédulo, lo miró fijamente a qué hora desfallecía, pero el extranjero permanecía tranquilo y hasta se deleitaba de su proeza.

-Señor…se ha sancochadoooo, dijo el curioso

-!Oh yes…!así sancocha, gusta más mío mujer… ,dijo el gringo sin inmutarse

El año pasado en que se conmemoró el Centenario del Fallecimiento del sabio Antonio Raimondi Del’agua, casi nadie se preocupó en desagregar la portentosa obra del sabio. Ni siquiera en lo concerniente al Departamento de Ancash al que dedicó un tomo de su importantísimo tratado: El Perú.

Sin embargo hojeando el primer nímero de la revista Nueva Ancash, encuentro una de mis colaboraciones sobre las 15 fuentes termales mencionadas por Raimondi y donde a la mayoría de ellas los analizó en sus componentes químicos, encontrando cuerpos genéricos en casi todas y en otras más ricas y consecuentemente más medicinales como el caso de Chancos y Shupluy, ésta última desaparecida tal como vaticinaba Raimondi por la arremetida en épocas de crecida del río Seco.

Raimondi nos habla de las aguas termales de Brioso, hoy conocida como Monterrey en Huarás; Chancos, Rajapuquina, Los Mellizos y Cochka en Carhuaz; Shongor y Colca en Caraz. Nos habla de las aguas termales de Shupluy en Yungay; la de Tablachaca en Pallasca: Pomabamba y Andaymayo en Pomabamba. La de Chavín en Huari y Ticllos en Bolognesi.

Indagaciones por nuestra cuenta encontramos aguas termales (Aparte de las minerales) en Carhuaz conocidas con el nombre de La Viuda y La Merced. No olvidemos a las de Olleros en Huarás; Pacatqui en Corongo y Conococha en Recuay.

También te podría gustar...