¿QUÉ ESPERAMOS DEL 2010?

Quisiera ver las cosas con optimismo.

Preferiría ser sordo, mudo, ciego, insensible

Quisiera transformar a todos los peruanos como humanos.

Pediría a Dios -esto sí en serio- que se apiade de mi Patria.

Rogaría de todo corazón para que esta lacra de la corrupción termine

Añoraría a que Huarás ya no sea castigado tan terriblemente por quienes lo gobiernan, lo juzgan o lo conducen a la debacle. Que su agonía entre tanta podredumbre cese.

¿Qué hemos hecho los huarasinos y los ancashinos en general para merecer este suplicio?

Desde que ha existido riqueza y pobreza a la vez, sin duda que el hombre habrá trabajado con denuedo para salir de los apremios circunstanciales. Pero que se sepa, nunca como este inicio del siglo XXI en que la riqueza de los ancashinos no sirve para su bienestar, para salir de la postración; sino para corromperse, para medrar a media noche “como el ladrón nocturno” del que nos habla la Biblia.

!Cómo quisiera que volviera Jesús! para arrojar a los fariseos y a los mercaderes del templo. Porque Huarás se ha convertido en estancia del remedo de estos inservibles.

La plata de Antamina, Pierina, Huínac, etc. etc. no favorece en nada a los pueblos de Ancash porque sus autoridades de turno se han puesto anteojeras, se han vacunado contra en dolor ajeno y sólo piensan en llenarse cuanto puedan del poder y el dinero de otros sin el menor esfuerzo, dejando de lado la ley y la vergüenza.

Y si insisten en que diga ¿Qué espera del 2010?

Les diré…!NADA!!…!NADA DE NADA…!!!

Y más bien veremos correr en tropel a otros Gestas más refinados. A otros Barrabás suertudos.

Y el hombre PUEBLO, será llevado al Gólgota a ser crucificado a pesar de haber lavado los pies, de haber orado, de haber pedido a que cesen los latrocinios, a que haya justicia, a que se juzgue a los corruptos…

¿Tanto poder tiene el dinero?

El dinero envilece, la riqueza corroe, la moneda compra conciencias.

Y el 2010 seguirá su curso, inmune para los que están en el poder, insensible para los que manejan la balanza de la justicia.

¿AMÉN?…no señores, más bien pediremos a Dios !QUE ASÍ NO SEA!!!! con tal de que a los hombres justos y honrados no les abandone la fuerza moral, arma infalible para seguir viviendo…

 ………………………….

También te podría gustar...