DISCURSO DE APERTURA DEL AÑO JUDICIAL

Desde que decidí estudiar la noble y espiritual carrera del Derecho y la Justicia, lo hago con responsabilidad y esperanza; no de lograr el cambio que debe concluir en un estado de resultados totalmente justos, cual es el ideal, sino de dejar dos años de mi vida dedicado a acciones que contribuyan el predeterminados plazos al restablecimiento de un Poder Judicial en nuestra región ética y moralmente admitido por una sociedad distinguida también, en su conjunto por los mismos valores exigibles a la institucionalidad gubernamental.

            Asumo el cargo en un momento social crucialmente afectado por la corrupción que se ha desarrollado en más de ciento ochenta años de vida republicana; en una sociedad caracterizada por la práctica de hechos y actos que vulneran principios sustanciales morales exigibles a todo ser humano integrante de una comunidad; en una sociedad donde corruptos se increpan unos a otros si deshonestidad e inmoralidad, escondiendo siempre la propia; donde los corruptos increpan a honestos y morales que exigen gracias al altísimo, los defectos que son su práctica cotidiana; donde en medio de un estado gravemente afectado en toda su institucionalidad, su base social y sus habitantes se polarizan creando instituciones aparentemente con fines nobles, para reemplazar a los corruptos en una gestión que sin cambiar situación alguna los favorecerá, en una especie de sucesión inmoral; en una sociedad donde los medios de comunicación lejos de concordar en la orientación de una conciencia ética y moralmente sostenible, se polarizan en luchas por el afán de ganar posiciones de poder económico y político, oscureciendo la verdad al respaldar unos, la honradez y positividad de los gobernantes y otros, valores contrarios gravemente reprochables de los ponderados por sus adversarios; en una sociedad donde ante tanta desigualdad los ciudadanos recurren al poder de turno en búsqueda de una posición de privilegio, solicitando desde contratos de venta o servicios hasta empleos, mayores remuneraciones y cargos en perjuicio de los que lo merecen por derecho; en una sociedad donde sin ningún derecho institucionales o grupos de personas se erigen en fiscalizadores y denunciantes de los gobernantes o funcionarios a quienes pretenden reemplazar y que les negaron favores por derecho y mayormente sin el. En esta sociedad y en nuestra Región, debo y prometo formalmente, desempañar las funciones de la Presidencia de la Corte Superior de Justicia de Ancash, con probidad, esfuerzo y sacrificio, con la convicción de que sólo tendremos éxito en nuestro destino, si reducimos permanentemente a la corrupción hasta exterminarla.

            En estos puntos, sin interferir en la independencia e imparcialidad de los jueces en sus distintas jerarquías ni en las funciones correspondientes al Órgano de Control, se ejercerá función fiscalizadora permanente para exigir imparcialidad en los actos jurisdiccionales así como la observancia de principios básicos de legalidad, lesividad, proporcionalidad, y otros de equidad y justicia.

OBJETIVOS ESTRATÉGICOS

PRIMERO.-Desarrollar una política de recursos humanos y logísticos para una oportuna y eficiente prestación de servicios.

SEGUNDO.-Implementar el aparato necesario para el procesamiento de delitos de corrupción de funcionarios próximo a entrar en vigencia exigiendo la implementación del Código Procesal Penal en el tiempo más breve, teniendo en cuenta que ésta debió realizarse en Octubre del 2010.

TERCERO.-Establecer en armonía con la política anticorrupción de la Corte Suprema de la República, medios de lucha permanentes y coordinados, teniendo en cuenta, no como obligación, menos como mandato, las posiciones de las instituciones sociales formal y legalmente constituidas y representadas.

ACCIONES INMEDIATAS

PRIMERO.-Ejercer una defensa irrestricta de la autonomía del Poder Judicial en nuestra jurisdicción, ejercitando las facultades coercitivas y coactivas establecidas en la Ley Orgánica del Poder Judicial contra quienes la vulneren por cualquier medio, aún por ejercicio abusivo de la Libertad de Prensa, asegurando que ningún miembro del Poder Judicial ejerza sus atribuciones determinado o con influencias por los actos de presión de grupos que no tienen función pública fiscalizadora.

SEGUNDO.-Fiscalizar en los órganos jurisdiccionales la emisión de resoluciones en plazos prudentes, para disminuir la sobrecarga procesal, teniendo como meta desterrar el retardo en la administración de justicia haciéndola correspondiente al racional uso de los recursos humanos y logísticos existentes.

CUARTO.-Ejecutar concursos internos y externos de selección de personal acorde a las necesidades, para evitar los nombramientos y designaciones de favor; reformulación del presupuesto analítico de personal de la Corte Superior de Justicia de Ancash, actualización del manual de organización y funciones y del reglamento de organización y funciones de la Corte Superior de Justicia de Ancash; sistematización del legajo del personal, adquisición e instalación de un sistema de control de asistencia de personal.

QUINTO.-Implementar en el plazo más breve con personal suficiente el registro transitorio de jueces supernumerazos, hasta que el consejo ejecutivo del Poder Judicial, proceda al nombramiento de jueces supernumerarios de acuerdo a la Ley Orgánica del Poder Judicial y
a la Ley de la Carrera Judicial.

SEXTO.-Ejecutar un seguimiento de los casos emblemáticos que se procesan en la jurisdicción distrital, para legalmente evitar problemas posteriores.

SEPTIMO.-Controlar permanentemente que las estadísticas judiciales en cada uno de los órganos jurisdicciones del Distrito Judicial sean el reflejo de la realidad en la producción de cada órgano.

OCTAVO.-Fortalecer los controles disciplinarios.

            Concluyo mi intervención, declarando solemnemente la apertura del Año Judicial dos mil once, e invocando a todos los miembros de nuestro Distrito Judicial, mayor dedicación, esfuerzo y sacrificio; deseándoles ventura y felicidad.

                                                                                        Huarás, Enero 3 del 2011

CONFORMACIÓN DE LAS SALAS SUPERIORES ESPECIALIZADAS DE LA CORTE SUPERIOR DE JUSTICIA DE ANCASH (*)

 

PRIMERA SALA ESPECIALIZADA EN LO PENAL

            Dr. Carlos Simón Rodríguez Ramírez (Presidente)

            Dr. Jaime René Robles Tinoco.

            Dra. Margarita Asunción Lovatón Bailón.

SEGUNDA SALA ESPECIALIZADA EN LO PENAL

            Dra. Betty Elvira Tinoco Huayaney (Presidenta)

            Dr. Edgardo Salvador Ames Herrera.

            Dr. Gregorio Bonifacio Arias Blas.

SALA ESPECIALIZADA EN LO CIVIL

            Dr. Silvio Rolando Lagos Espinel.

            Dra. Melicia Aurea Brito Mallqui.

            Dr. Marcial Quinto Gomero.

(*) Los cuadros han sido designados por Resolución Adminsitrativa N° 001-2011-P-CSJAN/PJ.

También te podría gustar...