“TIO GEORGE”, EL SANTO

            Si nos hacen comulgar con ruedas de molino, es porque tienen la razón o simplemente hacen esfuerzos supremos para hacernos creer, que poco falta para que hagan milagros.

            Pero los hechos de corrupción, hablan de otras realidades. No son inventos, ni mitos ni leyendas.

            Hay pruebas por doquier que se pueden comprar al menudeo o al por mayor. Y no lo dicen sus enemigos o contrincantes políticos, sino gente de su misma escolta, de su mismo linaje y de sus mismas artes.

            Es el caso del admirado y muchas veces calcado partido político de Haya de la Torre, el APRA, con más de 7 décadas de vida de las cuales las últimas, sólo han servido para que los vivos y los criollazos se pasen la vida cantando loas (Que bien se lo merece) como la cigarra a fin de conseguir ventajas políticas y consecuentemente, vida muelle de boato y despilfarro.

            Otros lucharon, otros ofrendaron sus vidas, otros derramaron su sangre, para que otros, también, usufructen de esos émulos hechos mártires en sus épocas aurorales.

            El personaje más visible, resulta ser en esta contienda electoral, el “Tío George” a quienes todos conocen y hasta quizás odian, pero que prefieren mantenerlo en reserva por el presunto poder acumulado en años.

            Sin embargo una glácil y hermosa mujer –Mercedes Aráoz, candidata a la presidencia- ha salido al frente valientemente a impedir que vaya como (como siempre lo ha hecho) como número uno en la lista de congresistas del APRA hasta que la fiscalía esclarezca las acusaciones que pesan sobre el Tío George porque “ninguna persona con investigaciones fiscales o problemas legales integre la lista de candidatos al parlamento”. Aquí bien vendría la lucha titánica entre “La bella y la bestia”.

            ¿Pero a Meche le asiste la razón?. Veamos; para nadie es un secreto que Tío George tiene muchas acusaciones hechos público algunas son estas: “Su participación en el faetón de Rómulo León Alegría y Alberto Quimper para ganar millones de dólares en forma irregular, para lo cual necesita casi obligatoriamente una curul a fin de gozar de la inmunidad parlamentaria. Tiene que ver mucho con la desaparición de los videos y grabaciones sustraídas de las pruebas de los petroaudios…y otros casos escandalosos más.

            En síntesis, Tío George aparenta ser un santo, pero escondiendo la cola…

También te podría gustar...