Remedio para el hígado A MANDIBULA BATIENTE

            Cortesía: Giovana Cotillo H.

UNO.-Mi hija se casó con un italiano ¿Y la tuya? – Con un vestido de seda.

DOS.-Después del “tono” internacional se escucha la siguiente conversación telefónica:

-Disculpe ¿Ya llegó Julio?

-Caballero, no se de dónde llame usted, pero aquí todavía es mayo.

TRES.-Sale el médico de revisar al esposo y habla con la mujer del enfermo:

-Mire señora, la verdad, el aspecto de su marido no me gusta nada.

-La verdad doctor, a mi tampoco, pero es tan bueno con los chicossss…

CUATRO.-Dos enfermeras comentan al ver pasar a un joven médico:

-¡Qué bien que se viste el Dr. Garcés…

-Sí, y qué rápido.

-Sí, y qué rápido¡

También te podría gustar...