CLASE MAGISTRAL DE ECONOMÍA

                         Cortesía: Walter Vidal Tarazona

            En una pequeña ciudad de la costa, cae una inusitada lluvia torrencial dejando a la ciudad desierta.

            Hace rato que la crisis viene azotando este lugar donde todos tienen deudas y viven a base de crédito.

            Por fortuna, llega un viajero, al parecer de males artes pero forrado de plata y entra en el único hotel del lugar. Pide una habitación. Pone en el mostrador de la recepción un billete de 100 dólares y se va a ver ha habitación donde pernoctará.

            El administrador del hotel emocionado agarra el billete, lo acaricia, bendice al cielo y sale corriendo a pagar sus deudas con el carnicero.

            El carnicero toma el billete y corre a pagar al criadero de cerdos.

            A su turno el criandero sale disparado a pagar lo que debe al molino, proveedor de alimentos para animales.

            El dueño del molino toma el billete al vuelo y corre a liquidar su deuda con María, una dama de vida “ligera” a la que hace tiempo no le paga. En tiempo de crisis ella ofrece sus servicios a crédito.

            María con el billete en la mano sale con dirección al hotel en donde había servido a sus clientes las últimas veces y que todavía no había pagado y le entrega el billete al dueño del hotel.

            En ese momento baja el viajero (que había echado un vistazo a las habitaciones) y dice que no le conviene ninguna, toma el billete de 100 dólares y se va.

            Nadie ha ganado un centavo, pero ahora toda la ciudad vive sin deudas y mira el futuro con confianza.

                                                           MORALEJA

!!Si el dinero circula, se acaba la crisis¡¡¡

También te podría gustar...