EL DISCURSO MÁS CORTO

Por: Bryan Dyson

                        Cortesía: Giovana K. Cotillo H.

            Imagina la vida como un juego en el que estás malabareando cinco pelotas en el aire. Estas son: Tu trabajo. Tu familia. Tu salud. Tus amigos. Tu vida espiritual.

            Y tú las mantienes todas en el aire.

            Pronto te darás cuenta que el TRABAJO es como una pelota de goma. Si la dejas caer, rebotará y regresará.

            Pero las otras cuatro pelotas: Familia, salud, amigos y espíritu, son frágiles, como de cristal.

            Si dejas caer una de estas, irrevocablemente saldrá astillada, marcada, mellada, dañada e incluso, rota.

            Nunca volverá a ser lo mismo.

            Debes entender esto: Aprecia y esfuérzate por conseguir y cuidar lo más valioso.

            TRABAJA eficientemente en el horario regular de oficina y deja el trabajo a tiempo.

            Dale el tiempo requerido a tu FAMILIA y a tus amigos. Haz ejercicio, come y descansa adecuadamente.

            Y sobre todo…Crece en vida interior, en lo espiritual, que es lo más trascendental, porque es eterno.

            Shakespeare decía:

            “Siempre me siento feliz, ¿Sabes por qué?

            porque no espero nada de nadie:

            esperar siempre duele.”

            Los problemas no son eternos, siempre tienen solución.

Lo único que no se resuelve es la muerte.

La vida es corta ¡Por eso ámala!. Vive intensamente y recuerda:

            Antes de hablar…ESCUCHA

            Antes de escribir…PIENSA

            Antes de criticar…EXAMÍNATE

            Antes de herir…SIENTE

            Antes de orar…PERDONA

            Antes de gastar…GANA

            Antes de rendirte…INTENTA

!!ANTES DE MORIR…VIVE¡¡¡

También te podría gustar...