EL MUNDO MARAVILLOSO DE LOS TÍTERES

Si hubiera llegado a nuestra ciudad un circo, sin duda la población estaría de fiesta al ver a los saltimbanquis, payasos, trapecistas, hombres musculosos, animales enjaulados, enanos y toda suerte de novedades envuelto en múltiples colores.

            Pero sin bombos y platillos ha llegado a Huarás cuatro grupos de titiriteros para realizar el IV Festival de Títeres que tendrá como sede el auditorio de Telemática de la Universidad Nacional de Ancash “Santiago Antúnez de Manolo” (UNASAM), como un anticipo a la celebración del “Día Mundial de Títere” cuya fecha central es el 21 de Marzo. El evento es organizado por la Oficina General de Extensión Universitaria y Proyección Social de la primera casa superior de estudios, jefaturado por el Mag. Marco Rodríguez Buendía.

            Según el vocero de la UNASAM “La narración de cuentos mediante la utilización de títeres, estimula en los niños la imaginación, la creatividad y ha expresar libremente lo que sienten. Demás está decir que mediante los títeres se promueve valores como la amistad, la responsabilidad, el amor a los animales y las plantas, en fin…

            Entre los grupos participantes están: Atrapasueños (Huarás), Tárbol (Lima), Más allá (Huarás) y Los Títeres de Negro que viene desde Argentina.

            El evento cultural, es auspiciado por la minera Barrick, Asociación Ancash, Producciones MG, Multiservicios Génesis entre otras empresas.

            Eleazar Aquiño, del grupo “Atrapasueños”, mos dice: la representación de títeres nace desde que el hombre empieza a contar sus cuentos y se difunde por todo el mundo y actualmente están en plena vigencia el grupo Guiñol en Francia, Gaspar en Alemania, Puch en Inglaterra, etc.

            Las representaciones titiriteras representan las vivencias del hombre con sus miserias, virtudes, triunfos y fracasos.

            Para Aquiño, el éxito de toda representación de títeres son los jardines de infancia (Hoy llamados Institución Educativa Inicial), donde los niños gozan al máximo y son el público más entusiasta. Es allí la mayor recompensa para el titiritero y al final para recibir un halago sincero, puro, inocente y candoroso: “Me ha gustado mucho”

             Para escoger los libretos, los autores peruanos son muy pocos, por eso el grupo “Atrapasueños” toma las de la educadora argentina Dra. Alicia Gianotti.

            Hasta hoy –nos dice Aquiño- nadie propicia un concurso de títeres, sin duda porque la calificación sería muy subjetiva, termina el reportaje.

También te podría gustar...