HIMNOS DE PAZ

Brigadier General del Colegio de La Libertad, Antonio Rincón Guzmán

Los himnos que uno aprendió a cantar en la escuelita o en el colegio donde uno estudió, marca en el corazón y en la mente la señal indeleble y de por vida, de que se pasó por sus aulas, a veces dejando huella y en otras como ave de paso.

Y ya con canas en la cabeza o destechada la mitra, se añora y a la vez se revive las historietas “escritas” con los compañeros de clase, con los profesores y con todo aquel que moldeó la personalidad, a veces en granito o a veces en arena deleznable, según la fortaleza del monde en que nos formaron.

 

Gloria eterna al egregio soldado

que este templo nos dio por hogar

seamos dignos de honrar a la madre

que su nombre nos dio libertad…

 

Era el año 1958, en que terminábamos la secundaria, distinguidos con cordones e insignias de colores patrios como “policías escolares” que por primera vez en Huaraz se fundaba y era una novedad en todos los centros educativos porque se mejoró la disciplina y el correcto comportamiento de los escolares en toda la ciudad. Este cuerpo estudiantil era comandado por el Brigadier General del Colegio de La Libertad, Antonio Rincón Guzmán.

A los gloriosos porque se logró, no sin fatiga, conquistar “El Sol Radiante”, presea disputada en mil pruebas de comportamiento fuera y dentro de los colegios. Era un gallardete que pocos planteles lo han obtenido a nivel nacional.

Los años iban avanzando y las ramas de la vida crecían lozanos, fuertes. La personalidad se iba cuajando en hilos maleables y dúctiles para ser hombres útiles a la sociedad y a la patria. Preparados para la lucha, expeditos para vencer los obstáculos, especialmente en las zonas rurales a donde “ni Dios llega”

Esa era la concepción que nos tributaban nuestros maestros de la Escuela Normal de Tingua en Yungay.

Y nuestros pechos se henchían de gozo, y nuestros ánimos se levantaban al cielo cada vez que entonábamos nuestro Himno a Tingua:

 

Con trompetas, clarines y voces

entonemos la marcha triunfal,

de los claustros sagrados de Tingua

alma máter de gloria inmortal…

También te podría gustar...