COMENTARIO 2

EL TIEMPO PASA…

         La niñez y la juventud, no saben la rapidez con que pasan los años.

De allí que los ancianos dicen sabiamente: “La juventud es pasajera, la vejez es duradera”.

Y razón no les falta, porque los jóvenes son impasibles a la velocidad del tiempo y creen que será eterna por eso dejan hacer, dejan pasar, como decía un filósofo.

Cuando al final de la juventud se dan un tiempecito para reflexionar, caen en cuenta que ya no son adolescentes, sino adultos.

Se topan con la realidad y se encuentran con que se acabaron los “derechos” y empiezan los “deberes”. Se enfrenta a una cruda realidad porque ya tiene familia, tiene que alimentar y educar a los hijos, buscar comodidades, trabajar y sudar doblemente.

Se acabaron los dulces sueños y el pensamiento de que “mañana lo haré”, porque “si no lo hago hoy, mañana no hay pan”.

Ya no hay esa vida “muelle” y placentera en que para todo hay que recurrir donde papá para una propina, una pensión e distraer a la novia “haciéndose el rico y potentado” haciendo contacto del auto en directo mientras papá descansa de su larga faena durante el día, para salir con los amigos en busca de una noche placentera.

Y se está notando últimamente que la juventud “ya no quiere asumir responsabilidades. En el matrimonio…ni pensarlo, cree que todo debe ser gratis…hasta el amor.

Un año nuevo ¡qué pesado!…hasta tengo que afeitarme…

También te podría gustar...