HUARAZ, CIUDAD FABRICADORA DE MILLONARIOS

Siempre que ha llegado el aniversario de creación política de Huaraz, como esta vez el 161 efemérides y su día central el 25 de Julio, las personas de buena voluntad analizan lo positivo y negativo ocurridos en el largo período desde su creación y con más acierto en los 365 días del año.

Y la balanza no se equivoca, pues siempre el platillo de ocurrencias negativas se sienta hasta la base sin compasión y sin duda.

Esta verdad, se repite año tras año, pues Huaraz está de bajada e inexorablemente en rojo, más que todo en la administración económica cuando no en obras que brillan por su ausencia desde las tres últimas décadas.

¿Es que tanto es la pobreza de la nación? ¡No!, lo que pasa es que desde que se instaló el Gobierno Regional de Ancash (GRA) se ha enquistado la peor corrupción de todos los tiempos. No hay autoridad, llegado el caso, que muestre una hoja de vida limpia e impecable como sucede a nivel nacional.

Tres Gobernadores, en la cárcel, es la peor vergüenza no solo para los huaracinos, sino para los ancashinos. A esto se agrega el actual Gobernador, que se cae y levanta, por tentaciones nada santas.

Y hemos titulado a este artículo como “Huaraz, ciudad fabricadora de millonarios, porque cuantos desastres naturales le han sucedido, como el aluvión del 41 con 5 mil muertes; el sismo del 70 mil muertos a nivel de zona afectada y un tercer cataclismo la más mortal con César Álvarez Aguilar y su pandilla, nos han dejado la enseñanza más perniciosa, la herencia más mortal al punto que en las encuestas nacionales, Ancash está considerada como “la Región más corrupta” del Perú, lo cual es un timbre nefasto que avergüenza hasta el punto que quisiéramos que la tierra nos trague.

De solo pensar que el ex alcalde Lombardo Mautino Ángeles, dejó una obra programada, como el Centro Cultura a un costo de 16 millones de soles que es lo más hermoso que tiene Huaraz, si el dinero por canon minero que durante los dos períodos de mandato de César Alvarez, tuvo 13 mil millones de soles en época de bonanza ¡Qué cosas se po9dría haber edificado, quizás teleféricos hacia la Cordillera Blanca, Caja Municipal-Huaraz, una catedral la más hemosa del Perú, edificios públicos relucientes, carreteras pavimentadas hasta los últimos villorios, colegios de primera, edificos públicos para las diversas petarticiones del Estado, editoriales para publicar libros y en fin, lo más reluciente para propios y extraños.

¿Verdad que no era mucho pedir?

También te podría gustar...