LA RISA

La risa es sinónimo de buena salud.

De contento al haber logrado un propósito. De felicidad de tener a un ser querido que llega después de mucho tiempo.

De haber vencido mil obstáculos y sentirse triunfador. Es entonces que el vencedor, satisfecho de su proeza dice: “quien ríe al último ríe mejor”.

Pero no falta la risa forzada como la de Papá Noel, jo, jo, jo…que entra a un hogar por la chiminea a entregar un presente al niño de las mil ilusiones.

Y la risa plena, arrebatada, sonora, sincera al tener cercana la felicidad.

Y no falta la risa hipócrita, fingida, je, je…para decir que comparte con los demás un acontecimiento al que estuvo en contra…je, je…

         No faltan las risas interminables, ante un chiste o una ocurrencia fuera de serie, así como hay la sonrisa de apenas un “je”.

Y hay la risa envuelta en lágrimas porque en el momento no se sabe si es alegría lo que uno siente, pero no deja de dar felicidad en el más alto grado.

 

También te podría gustar...