EDICIÓN ESPECIAL SOBRE LA ESCUELA NORMAL DE TINGUA

A.-UN DAÑO IRREPARABLE A LA NACIÓN

         La década del 70 fue negativo para el Perú por cuanto las reformas emprendidas por el gobierno de turno no satisfizo las ideas de sus mentores, que en todo caso se basaron  en ideales no concordantes con la idiosincrasia de los peruanos.

Quizás habría calado en la formación sajona u otra raza de las muchas que hay en el mundo, pero en la tabla comparativa, los logros hubieran sido menos que los fracasos.

Indudablemente el gobierno hizo una reforma con el consejo de los idealistas que en todo caso usó de la mano militari y encontró cerrada oposición de los politiqueros que siempre piensan tener la razón. A esto se sumó la ignorancia y la poca preparación del pueblo que no estuvo preparado convenientemente para cambios radicales.

Durante décadas y hasta siglos se criticó y satirizó al gamonalismo, igual se hizo con el “imperialismo” y el “capitalismo hambreador” y se lanzó consignas como “el patrón ya no comerá de tu pobreza” o también “Tierra o muerte venceremos”.

Y se expropiaron las haciendas para ser entregados a las SAIS encabezados por el SINAMOS, reducto de “rabanitos” que se convirtieron en generosos con el pueblo al entregar las tierras de otros y aumentar los suyos.

Hoy los campesinos tienen tierras que les sobra, porque apenas cultivan para su propio consumo y algo para el mercado. El sector que era orgullo del país, ahora está el falencia y sin apoyo y sus técnicos se han convertido en “agricultores de oficina”

 

EN EDUCACIÓN

Los resultados hablan por sí solos. La educación se atrasó por lo menos 20 años en comparación a otros países del tercer mundo. El maestro se convirtió en un simple calificador de notas aprobatorias en tremendas sábanas llenas de eles por obra y gracia de la “Reforma” así el niño no supiera nada. Llegaron casos en que muchos niños terminaban la Educación Básica Regular sin saber leer ni escribir porque según la “Reforma”, para aprobar a un niño “suficiente era su asistencia al aula”.

El maestro podía asistir a clases, sin terno, con la barba crecida al igual que el cabello y podía hablar con sus superiores sin necesidad de ponerse de pies. Podía ser un hyppy de acuerdo a la época.

Desaparecieron los internados, tanto de varones como de mujeres, no obstante que eran los centros de estudios más promisorios de nuestra nación. Quizás aquí estuvo el error más grande de los reformistas de matar a la gallina de los huevos de oro.

 

ENERGÍA Y MINAS

Se expropió la International Petroleum Conpañy (IPC) y se le expulsó de Talara que se ha convertido en un elefante blanco al igual que SOGESA productora de hierro que actualmente se trae de otros países.

Si no hubiera entrado en funcionamiento CAMISEA, el Perú sería un país importador de petróleo y gas y a precios exorbitantes.

Y así nos pasaríamos el tiempo hablando de nuestras pesadillas, pero mejor es ser positivo y alentar las buenas intenciones y participar en la solución de sus problemas porque tenemos la obligación de dejar algo de herencia para nuestros hijos y nietos.

 

TINGUA… UN LABORATORIO PEDAGÁGICO

No había duda. La Escuela Normal de Tingua en sus dos fases de vida, como Escuela Normal Rural y luego de su reapertura simplemente como Escuela Normal, anduvo de brazo con las innovaciones pedagógicas más avanzadas al igual que los países más avanzadas en materia educativa.

A los normalistas egresados, no era necesario evaluaciones, porque era un profesional de la educación y las dudas eran una ofensa.

Sin duda asì eran las otras normales del país. Como por ejemplo la de Mujeres “Mercedes Indacochea” de Huaraz que formó a grandes maestras dignas de su profesión.

Pero el problema estuvo en que la educación fue tentada por la política y entraron a tallar los diputados y senadores que hicieron crear Escuelas Normales en sus provincias de origen nombrando como profesores a personas sin mísitica ni preparación. Aquí llegó el caos para este nivel superior de estudios. Cuya virtud radicó en enseñar por el sistema de internado, una modalidad donde el estudiante aprende “aún sin querer queriendo”.

Otra virtud de Tingua, fue el depositar en el momento de la matrícula un pequeño fondo pro biblioteca personal de cada estudiante. Así cada alumno acopiaba los textos de su preferencia bajo la sugerencia del Director de Estudios Prof. Luis Castro Moreno.

La formación profesional del nuevo docente era integral con la práctica del los deportes, el cuidado de granjas de pollos, conejos, patos, la práctica de la carpintería en madera, la responsabilidad de producir para el autoconsumo al tener a su cargo una parcela que en buena cuenta era su huerto, tenía que conocer los instrumentos  para el desempeño de la apicultura, un gran auxiliar de la educación es la música y como tal tenía que tener nociones de su práctica tanto en el canto, formando parte del coro y ejecutando un instrumento de su preferencia y quizás otra cualidad que debía tener el egresado de Tingua, era tener ofición por el teatro, como que así fue con la Promoción 1962 que dejó gratos recuerdos con la puesta en escena del drama “La noche del crimen” de autor anónimo y la comedia “Los estudiantes tenorios”. De estas presentaciones sin duda hay quienes recuerdan en Aija, Succha, La Merced, Recuay, Huaraz y Yungay, lugares donde los espectadores llegaban a las lágrimas en el drama y risas incontenibles con la comedia.

Y como docente, tenía que conocer el tema plenamente para enseñar con verdad y dulcemente sin sembrar el temor a ciertas materias, el éxito de su profesión estaba cifrada en su formación como maestro.

Y pensar que a este laboratorio pedagógico se le dio el ultimátum, especialmente a su forma como internado, que era la conquista más acabada para lograr buenos y eficientes educadores?

 

ULTIMA PROMOCIÓN DE TINGUA

 

 

 

         El pasado 08 de junio, tuvo lugar la celebración de las Bodas de Oro de la Promoción “Miguel Ángel Huamán Ascencios”, la última en la historia cronológica educativa del Magisterio Ancashino.

Con este motivo, el Prof. Marco Antonio Rodríguez Buendía, Presidente de la Promoción Bodas de Oro, organizó impecablemente las festividades logrando concentrar en la plaza principal del Centro Poblado Menor de Tingua a las autoridades ediles de Yungay, Mancos, a la escolta de la Escuela de Policías que funciona en Yungay, a la delegación de alumnos de la IEP “La Salle”, estudiantes del Instituto Superior Pedagógico de Yungay y las promociones de los diferentes años que tuvieron el honor de estudiar en lo que se llamó hasta antes del sismo del 70: “Escuela Normal de Varones Ignacio Amadeo Ramos Olivera” de Tingua.

Como buenos maestros, lo primero fue invocar a Dios por el alma de los ex alumnos y profesores que partieron al más allá con la celebración de una misa en el nuevo templo de Tingua a cargo del Párroco de Mancos, luego el izamiento del Pabellón Nacional en el asta mayor para entonar el Himno Nacional. Hubo la Procesión a la Bandera por el perímetro de la plaza mayor de la nueva población de Tingua y finalmente la ceremonia central.

Durante el desarrollo del programa cívico, el representante del Alcalde del Distrito de Mancos, Leves Paredes Guzmán, calificó la fecha de celebración de los Ex Alumnos de Tingua, como “fecha memorable”.

Por su parte el Director del Colegio La salle de Tingua, Prof. Oscar Patricio Palma, llamó a la nueva población de Tingua <Ciudad de la cultura> de donde egresaron grandes maestros que han andado por todo el Perú irradiando saber y educación>.

La Alcaldesa del mismo colegio, tuvo el hermoso gesto de entregar un hermoso ramo de flores al Presidente de las Bodas de Oro, Prof. Marco Rodríguez Buendía por su labor ejemplar de unir a las autoridades, profesores y alumnos de la Provincia de Yungay. El homenajeado, agradeció a la alumna del Colegio “Juan Bautista de la Salle” por tan fina demostración de amistad.

 

MERCEDES INDACOCHEA, HERMANAS DE PROFESIÓN

         Y como no podía ser de otra manera, dieron prestancia con su presencia, una numerosa delegación de la ex Escuela Normal de Mujeres “Mercedes Indacochea” de Huaraz que en la persona de su presidenta Celia Chávez, agradeció por la invitación a esta importante ceremonia.

 

750 SOLES DE RENTA

          El Alcalde del Centro Poblado Menor de Tingua, Enrique Chávez Vara, dio énfasis a su trabajo por embellecer la plaza principal de su pueblo, esta vez con la pavimentación del frontis del templo que en el futuro servirá para los desfiles, pero que esta vez no ha sido terminada por tener un ingreso de solo 750 soles que no alcanza para nada. Sin embargo con los ahorros de varios años se ha logrado embellecer la plaza, faltando pocos metros hacia el Norte y el Sur. Ante esta situación comprometió al Alcalde de Yungay y el Alcalde de Mancos para que contribuyan hasta la culminación de esta pista así como las obras básicas de Tingua.

Dio a conocer que está trabajando arduamente en el acopio de documentos para pedir a que Tingua sea Distrito de Yungay, porque actualmente sigue perteneciendo a la jurisdicción de Mancos.

 

PADRINOS DE HONOR

         El Alcalde de Tingua, invitó como padrinos de honor de la nueva pista al Alcalde Provincial de Yungay, Prof. Neves Paredes y al Alcalde del Distrito de Mancos, Prof. Walter Flores, quienes ofrecieron colaborar en la terminación de la pista y otras obras de necesidad prioritaria para los pobladores de Tingua.

 

OFRECIMIENTOS DEL PRESIDENTE VIZCARRA

 

 

            Luego de cortar la cinta de honor, el Alcalde de Yungay Prof. Neves Paredes, narró la conversación que mantuvo con el Presidente de la República, Martín Vizcarra con motivo del terremoto del 31 de Mayo de 1970, al que calificó “diálogo por breves minutos”.

Allí el Alcalde le pidió al Mandatario de la Nación, agua potable para Yungay y otras obras prioritarias para la población. Al respecto el Presidente Vizcarra le ofreció destinar un presupuesto por intermedio del Ministerio de Vivienda por 48 millones de soles para sus obras, por lo que sugirió al Alcalde de Tingua a formar parte de la delegación para viajar a Lima y exponer sus necesidades. Esta sugerencia fue rubricado por sonoros aplausos de los asistentes.

 

PROMOCIÓN 1969, UN HASTA LUEGO

            Nada es perdurable en esta vida. Y como dijimos anteriormente, la Promoción 1969, se ha convertido en la última egresada de la Escuela Normal “Ignacio Amadeo Ramos Olivera” de Tingua que en esta ocasión cumple sus Bodas de Oro. El fatídico sismo del 70 destruyó el local conventual de la Normal y las demás promociones se desperdigaron a otros lugares, como el caso de Huaraz donde se creó el Instituto Superior Pedagógico Mixto.

De allí que en un acápite del almuerzo de confraternidad, se le nombró por unanimidad como Presidente de los “Reencuentros de los Ex Alumnos de Tingua” para lo posterior, al destacado profesor Marco Antonio Rodríguez Buendía, quien el próximo año, convocará a todos los egresados de esta alma máter, para celebrar como siempre la unión indestructible de ser egresado de Tingua, cuyo sello indeleble solo será borrado con la muerte del último egresado de sus aulas sacrosantas y en sus labios seguirá musitando su himno inmortal: “Con trompetas clarines y voces…”

 

PROMOCIÓN BODAS DE ORO DE TINGUA

 

Agreda Otárola, Pedro Einer                             Alba Callán, Juan de Dios

Alba Romero, Arturo Rubén                              Alegre Vega, Ronald Domingo

Bozeta Hipolo, Francisco Gabriel                    Cabello Mendoza, Rodolfo

Caja Aparicio, José Ferreol                                Camones Molina, Bernardo Wilfredo

Camones Molina, Norberto                               Cano Suárez, Hugo Francisco

Catu Ríos, Sabino Claver                                    Carbajulca Norabuena, Epifanio Rubén

Dextre Pomiano, Santiago                                 Espinoza Sánchez, Aurelio Flor

Galarza Ulloa, Edgardo Avelino                       Guerrero Villanueva, Marco Ernesto

Guimaray Salazar, Emilio Marco                      León Hidalgo, Marino Godefroy

León Payalí, Juan Wilfredo                                 Loli del Castillo, Porfirio Juan

Lun Pum Alfaro, Aquiles Raúl                            Miranda Cadillo, Jaime Moisés

Miranda Cadillo, Lorgio Oswaldo                    Montalvo López, Juan Manuel

Morales Pedreros, Carlos Agustín                    Muñoz Alvarez, Rimmel Armando

Obregón Ríos, Osterling Ambrosio                  Pajuelo Cotillo, Epifanio Gaudencio

Palmadera Guerrero, Fausto Eleuterio          Polo Coral, Fernando Lucio

Roca Obregón, Luis Washington                      Rodríguez Buendía, Marco Antonio

Romero Guerrero, Isidoro                                   Romero Milla, Jorge Augusto

Roque Gonzales, Ignacio Segundo                 Sahuaney Rosas, Herbert Leoncio

Salazar Rosales, Oscar Cayetano                    Soriano Sevillano, Adolfo Herbert

Toro Mota, Valente Simeón                               Torres León, Carlomagno

Trejo Pérez, Cecilio                                               Valverde García, Edgar Rafael

Velásquez Cano, Teodocio Ricardo               Ventura Salazar, Lucio Guadalupe.

 

También te podría gustar...