Descubren evidencias arqueológicas de la cultura Recuay en la sierra de Áncash

Investigación identifica conjunto de estructuras subterráneas funerarias en distrito de Cátac

Descubren evidencias arqueológicas de la cultura Recuay en el distrito de Cátac, en la sierra de Áncash. Foto: Proyecto de Investigación Arqueológica Cruz Punta

Por Moisés Aylas Ortiz
(ANDINA)
Un conjunto de estructuras subterráneas, al parecer funerarias, perteneciente a la cultura Recuay, fue descubierta por un equipo de arqueólogos peruanos en el llamado sector B o Roko Ama, en el distrito de Cátac, provincia de Recuay, en la sierra de la región Áncash.


Así lo informó Erick Ernesto Acero Shapiama, jefe del Proyecto de Investigación Arqueológica Cruz Punta, quien precisó que estas construcciones corresponden a pequeños edificios, en cuyo interior hay cuartos, los mismos que fueron rellenados intencionalmente para cerrar el ciclo de su uso.

El arqueólogo reveló que dentro de los edificios menores se ha encontrado diversos fragmentos de cerámica y un conjunto de 7 artefactos de metal llamados tupus: que en la antigüedad se le conocía así a un accesorio empleado por las personas del antiguo Perú, eran considerados adornos a manera de alfileres usados por las mujeres con el fin de sujetar las mantas y mostrarse con distintivos, “esta referencia ha sido vista en los dibujos del cronista Guamán Poma”, aseveró.

En declaraciones a la Agencia Andina, Acero Shapiama resaltó que el hallazgo de los tupus en Cátac es muy interesante “pues nos habla del manejo y conocimiento de la metalurgia que esta población prehispánica Recuay conoció y desarrolló”.


¿En qué etapa se encuentra la investigación?

El investigador afirma que el estudio en este sitio arqueológico se encuentra en una etapa inicial, pues se están realizando las prospecciones arqueológicas y excavaciones en algunas de las áreas con potencial, “producto de ello es que hemos recuperado algunos vestigios arqueológicos que hasta el momento nos permite asociar la arquitectura a la sociedad Mariash–Recuay, tal y como lo mencionan los investigadores (Guillermo) Lumbreras, John Rick y otros que estudian la cultura Chavín.

Manifestó que para ubicarlos en el tiempo los Mariash–Recuay han tuvieron un desarrollo cultural durante el Periodo Intermedio Temprano, entre los 100–600 d.C. aproximadamente. “Esto nos ubica a mucho tiempo después de los Chavín, esto alienta a reconocer y potenciar la idea que la riqueza cultural es muy llamativa y abundante en la región”, agregó.

¿Cómo la relación de Recuay con otras culturas?

Según Acero, los Recuay fueron un pueblo que descendieron de los Chavín, pues los trabajos en piedra y las construcciones de estructuras subterráneas tienen similitud y dan la sensación de contacto y continuidad.

Asimismo, pese a encontrarse en una zona geográfica de altura, muchos investigadores manifiestan que Recuay esta tuvo relación o interacción de algún tipo con los Cajamarca y en parte con los Moche de la Costa. “Sin embargo, los Recuay siempre han manejado una autonomía y esencia propia, como etnia”, subraya.

Por último, el investigador destacó que los trabajos del Proyecto de Investigación Arqueológica Cruz Punta se ejecutan gracias al aporte de la compañía minera Antamina, la comunidad campesina de Cátac y la Municipalidad Distrital de Cátac; la asesoría científica de los investigadores John y Rosa Rick y de Waluru SAC (consultora en arqueología).

También te podría gustar...