QUÉ PRESIDENTE NECESITAMOS EN PERÚ?

Por Addhemar H.M. Sierralta (Perú).

Los peruanos necesitamos un presidente con principios y valores. Esencialmente honrado. Que promueva en nuestro país familias sólidas que ofrezcan ciudadanos con ética y moral a los que el país les brinde educación de primer nivel para ser competitivos internacionalmente.

Requerimos de un presidente con habilidades, sólida formación profesional y experiencia laboral exitosa, comprobadas. Con visión de futuro para el Perú y con empeño de trascender en beneficio de la ciudadanía. Capaz de diagnosticar la situación del país, elaborar objetivos de gobierno posibles, negociar con todas las fuerzas políticas de ideologías diferentes y lograr Políticas de Estado.

Necesitamos un presidente sin ambiciones dictatoriales ni proclive a apoyar estrategias extremistas. Que tenga respeto por las instituciones democráticas y que busque hacer un estado fuerte por el respeto a la ley y a los derechos ciudadanos.

Ese presidente, que necesitamos, debe ser capaz de desarrollar al país integralmente –basándose en una labor de promoción de la ciencia y tecnología- tanto en las actividades agropecuarias e industriales como en las extractivas que deberán establecerse y crecer cautelando el medio ambiente. También tener la habilidad para desarrollar la inversión privada a niveles altamente competitivos internacionalmente.

Un presidente capaz de afrontar la modernidad promoviendo la búsqueda de sistemas de prevención en salud, nuevas fuentes de energía no extractiva, construcción de viviendas seguras y suficientes, desarrollos de vías de comunicación y transporte eficientes.

El nuevo presidente deberá buscar regresar a la bicameralidad del Congreso, reorganizar la regionalización para tener pocas regiones –integradas y con posibilidades- pero con capacidad de establecer y desarrollar políticas más eficientes y democráticas. De reducir el número de ministerios e instituciones autónomas estatales para eliminar burócratas excesivos.

Pero, fundamentalmente,  los peruanos necesitamos un presidente del cual podamos sentir orgullo y no vergüenza. Del que comprobemos su honestidad de vida y poco interesa su raza o edad. Lo que interesa es su manejo para lograr la unión de los peruanos para llevar al Perú al sitial de desarrollo y progreso que anhelamos desde hace mucho. Dios nos permita encontrarlo.

FUENTE: Blog de NALO Alvarado Balarezo: “Chiquián y sus Amigos

a

Edición Nº 358 – Miami-EEUU

También te podría gustar...