ACCIDENTE AÉREO

En un accidente aéreo cayó el avión en plena jungla salvándose dos religiosos. Salieron del avión en llamas y dieron gracias por seguir con vida.

            Tras los helechos y una tupida vegetación aparecieron varios selváticos con sus adornos llamativos en sus orejas, plumas en sus cabezas y ligeramente disimulado sus partes “nobles”, flechas y lanzas.

            El que parecía ser jefe de los nativos, dijo a los religiosos:

-Llegó carne fresca…llevar campamento.

            Los súbditos amarraron las manos de los extraños detrás de sus espaldas y los condujeron a su pueblo de ramas y palos.

            En el centro del pueblo, prendieron fuego y pusieron una olla descomunal para hervirlos.

            Los religiosos, recién se dieron cuenta que la tribu era de caníbales. Y seguían rezando por un buen morir.

            Los más osados los desnudaron y a cada rato les enseñaron filudos cuchillos.

El jefe de la tribu, se acercó a uno de los religiosos y le preguntó:

-¿Matanga o currundanga?

            El religioso creyó entender y en sus adentros se dijo: Me pregunta este sujeto que si prefiero la muerte o la violación. Pues, para seguir viviendo, prefiero la “currundanga”.

-Yo, “currundanga”, dijo muy seguro de sí.

            El jefe hizo un gesto y los hombres se lo llevaron a una de sus “viviendas” solitarias.

            Luego el jefe preguntó al otro religioso:

-¿Matanga o currundanga?

            El religioso, meditó unos segundos y se dijo: Yo prefiero morir puro y sin mancha a ser violado.

-¡Yo, matanga!, dijo mordiéndose los labios.

            Entonces el jefe sentenció:

-Pero primero “currundanga”…

También te podría gustar...