LOS SANTOS QUIEREN VOLVER A SUS URNAS

Cuanto más cree el hombre saberlo todo, menos entiende de lo que sucede en su alrededor.

            Tanto se ha discutido, tanto se ha aguantado sin perder la paciencia para que los santos que nunca hicieron ni un solo milagro, luego de ser expulsados del templo, aún quieran volver a sus urnas.

            Pero dejemos tranquilo a los de arriba, que tienen muchas tareas que cumplir ante tantos ruegos y oraciones.

            Veamos más de cerca las últimas sinrazones expuestas ante el Tribunal Constitucional (TC).

-Olaechea, pidió, creyendo sin duda que aún era el mandamás de todos los tiempos, que el TC opinara por la incorporación de su primo hermano Gonzalo Ortiz de Zevallos al seno de la máxima autoridad dirimente obviando requisitos que a cualquier otro caído del palto se le exige. Esta pretensión fue anulada.

-El otro pedido del ex Presidente del disuelto congreso, Pedro Olaechea, era que el TC diera su opinión para que el Congreso siga funcionando, como si nunca hubiera roto un huevo.

            Este último punto ha sido postergado para otra fecha pero se ha nominado a un integrante del mismo TC para que sea el ponente del espíritu de la ley y ha manifestado a los medios de comunicación de la capital, que para él “Es un hecho histórico “ su pronunciamiento.

            Muchos creen que el “tinterillaje” es propio de la gente común y corriente y no de los que dicen ser de la flor y nata de la sociedad, defienden sus puntos de vista a dentelladas, tacles y llaves maestras usadas especialmente en las noches entre vino, whisky y pisco acholado

También te podría gustar...