CRONICAS BAHIANAS: TIPOS DE CONTAMINACIÓN 2

Enrique Tinoco

El 17 de octubre se celebra el Día Nacional de la MPB; fue establecida por Ley en 2012, durante el gobierno de Dilma Rousseff. La fecha fue escogida en homenaje a Francisca “Chiquinha”

[equivalente a Panchita]

Gonzaga que nació el 11 de octubre de 1847. Reconocida como la primera directora de orquesta y compositora brasileña, participó activamente de los movimientos sociales de su tiempo, inclusive la lucha contra la esclavitud, así como los primeros movimientos por el reconocimiento de los derechos autorales.

La expresión “música popular” se usó desde siempre pero sin referencia a ningún movimiento o expresión artística específica. Es en la segunda mitad de los 60 que se afirma la denominación Música Popular Brasileña MPB como un movimiento musical no homogéneo, con varias influencias diferentes, algo marcadamente brasileño.

La denominación aparece en un periodo donde tenía éxito la bossa nova, un samba con influencias del jazz y temática con foco en las bellezas del Brasil; Tom Jobim, Vinicius de Morães y Nara Leão son grandes representantes de esta corriente; simultáneamente otro grupo quería rescatar los orígenes de la música brasileña, inspirándose en el folklore y los ritmos tradicionales regionales. En eso ocurre el comienzo de la dictadura, 1964, que reúne los dos movimientos en un frente cultural de resistencia bajo la denominación de Música Popular Moderna MPM, que luego derivará a MPB. Se considera Arrastão, de Edu Lobo y Vinicius de Morães, cantada por Elis Regina, el marco inicial de la MPB. Entra en escena Chico Buarque con Pedro Pedreiro y La Banda, considerados el marco de diferenciación con la segunda generación del Bossa Nova

Dos fenómenos convergen en esta etapa, la temática de “protesta” y los festivales televisados que, ultrapasando los límites de la radio popularizan y consagran la MPB. Es emblemático Para no decir que no hablé de flores, de Geraldo Vandre. En 1967 la música Alegria, Alegria de Caetano Veloso daría origen al movimiento Tropicalismo, dentro de la MPB. Simultáneamente surge otra vertiente: la Joven Guardia, con exponentes como Erasmo Carlos y Wanderleia.

En los 80 y 90, la era pos dictadura, otros estilos y manifestaciones aparecieron, crecieron y se consolidaron en el Brasil, como el rock con Raul Seixas, Rita Lee, Cassia Eller; el género sertanejo se difundió, surgieron nuevas vertientes del samba y, como la historia no para, se llegó al funk.

En todo ese transcurso la MPB se mantuvo viva y fecunda, contribuyendo de manera importante con varios movimientos sociales; fue necesario ampliar sus límites, aceptar la inexactitud del concepto, y reconocer que es, en realidad, un conjunto de manifestaciones artísticas y culturales que navegan más allá del género musical y que se mantiene actual. Un exponente contemporáneo es, entre otros, Tiago Iorc, de quien va un enlace para degustación: https://youtu.be/W62-ZG9tPpI.

Volviendo a las contaminaciones. Me desperté a las cuatro de la mañana con gente gritando. Eran trabajadores recogiendo óleo en la playa….!llegó! Se suponía que estaba bajo control. El director de Recursos Hídricos y Monitoreo del Instituto del Medio Ambiente y Recursos Hídricos – INEMA de Bahía, en entrevista a la radio La Tarde (16/10) había dicho no creer que la mancha de petróleo llegase a la Bahía de Todos los Santos y que la tendencia ahora era el material se diluir. ¡Más perdido que ciego en tiroteo! Había que buscar información confiable.

En el site VioMundo, Yara Schaeffer Novelli, doctora y profesora senior de la Universidad de São Paulo, resume: “Nos están tratando como tontos”. Y explica: Las primeras manchas de petróleo aparecieron el 30 de agosto, el Brasil tiene legislación específica, tiene tecnología y tiene (o debería tener) recursos para este tipo de situación. Se puede presumir que existe el deliberado propósito de esconder algo.

Gustavo Gollo, en el periódico digital GGN, publica varios posts (los enlaces están al final) donde reconstruye el recorrido de la catástrofe. A finales de agosto las primeras manchas aparecieron en el sur del estado de Bahia, en Maraú, después en los estados de Ceará y Piauí, Maranhão y todos los nueve de la Región, y el fenómeno continúa.

El 26 de setiembre, casi un mes después, cuando ya no era posible esconder la contaminación, ante las exigencias de explicación un funcionario de la Petrobras declara que el derrame “no es nuestro”. Y nada más.

El 11 de octubre se conoce, a partir de la recuperación de datos de detección remota de los satélites europeos Sentinel 1 y 2, que la mancha de petróleo localizada a unos 100 Km. de la costa brasileña forma una isla de 25 Km2. La hipótesis de navío naufragado o parecidos quedan fuera de juego, porque para ese volumen de material tendrían que ser unos 1000 navíos.

El gobierno, como se registró en la crónica anterior, a través del propio presidente y del ministro de Medio Ambiente insinúan que el derrame puede venir de Venezuela, cosa que también descartamos en la crónica anterior. Son acompañados en ese empeño por la prensa, inclusive el Google. Pero antes es bueno registrar que entre otros órganos de participación ciudadana fueron

extintos dos Comités que integraban el Plan Nacional de Contingencia para Incidentes de Contaminación por Oleo en Agua, que existía desde 2013.

Bien, si no viene de Venezuela y tampoco se puede atribuir a derrame proveniente de navío, aun cuando esta opción puede estar incluida, pero no como la fuente principal, ¿Cuál es el origen del derrame? Podría ser alguna empresa que obtuvo la buena pro en la subasta de alguna área del Pre-Sal, puesto que la Petrobras no está realizando este tipo de trabajo. Podría, pero, por ahora, es especulación; plausible, pero especulación.

Sin respuestas efectivas para el control del derrame, que incluye identificar su origen, el presidente mantiene la subasta de un nuevo lote del Pre-Sal, e insiste (18/10) “[puede ser] una acción criminal para perjudicar esa subasta”

En Fortaleza, estado de Ceará, y São Luis, estado de Maranhão, voluntarios del Greenpeace ayudan a limpiar las playa y recogen testimonios de pobladores (18/10). En el estado de Bahia la ONG Redemar (18/10) acciona a la Shell ante la justicia, para explicar los barriles con su logo encontrados en las playas. Y, finalmente, el Ministerio Público Federal, en acción colectiva entre los nueve estados afectados, demanda al Gobierno Federal (18/10) para que en el plazo de 24 horas adopte un plan de emergencia para la situación, pues está siendo omisa en sus obligaciones…hay que esperar por los resultados.

También te podría gustar...