EL TREN QUE NUNCA LLEGA

El Jefe de la Oficina de Procesos Electorales (ONPE) ha reiterado su pedido al Jurado Nacional de Elecciones (JNE) pidiéndole a que se pronuncie sobre la situación de los ex congresistas disueltos a que si pueden o no postular para las próximas elecciones.

            El tiempo es corto y las medidas se deben tomar antes de las elcciones y no después, como es casi costumbre en el JNE cuya opinión casi siempre ha llegado cuando “la papa estaba sancochada”.

            El público y en especial los electores no entienden porque el JNE no se pronuncia oportunamente para despejar dudas y hacer ilusiones. El papel del JNE es fundamental para que la democracia se afiance y quienes se beneficien con el resultado final de una contienda electoral, sepan a dónde van y para qué han asumido esa función de legislar, como es el presente caso.

            La democracia es democracia, cuando todos empujan el coche en la misma dirección y no haya nadie que lo haga en sentido contrario. Por lo menos eso es lo que se percibe al escuchar al Presidente Vizcarra cuando se dirige al pueblo.

            El buen funcionamiento del JNE ¿es cuestión de capital humano o es falla de la ley…?

También te podría gustar...