POR LAS NOCHES…ALLÁ A LO LEJOS…

Alberto Gómez Dextre

Fueron a fines del año 1984 que comencé a difundir en forma escrita la astronomía en los diarios “El Tiempo”,”Correo”,”El Comercio” y “La República”.  Muy poco se sabía de las características de nuestro Sistema Solar y menos aún sobre la existencia extrasolares.

Tendría  que pasar 10 años cuando se descubrió  el primer planeta fuera del Sistema Solar ahora llamado  Nimidio ( Actualmente son 4,118 mundos nuevos)  y algo curioso, ¿Se han dado cuenta que con la abundancia de exoplanetas descubiertos ahora poco se habla de OVNIS?. Es el avance de la ciencia y de la tecnología.

Por  aquellos días  adquirí mi primer  libro “Astronomía popular” de Camilo Flammarión conjuntamente con  “COSMOS” de Carl Sagan los que fueron para mí como una biblia en su modo de enseñar el Universo   lo que incrementó su lectura mi  pasión por mirar   las noches estrelladas del cielo piurano acompañado siempre por la música clásica.

 Entonces, empecé a dar mis primeros pasos en difundir algo por lo siempre me ha fascinado: La astronomía. En aquellos tiempos también tenía a mi cargo mi Programa semanal “Astrum” de 15 minutos en Radio Piura y luego en Radio Médano. Dichos eventos trataba sobre algunas precisiones del  Sistema Solar.

Han pasado más de  40 años cuando empecé esta maravillosa pasión y como presiento escuchar los tambores de guerra en la orilla opuesta del rio de la vida, a manera de una temprana despedida  creo que es necesario mencionar algunas vicisitudes en esta manera de divulgar la astronomía sabiendo que atender lo terreno, escuchar buena música  y mirar las estrellas es el arte de vivir sabiamente y tal vez por ello la NASA en un reconocimiento que me enaltece llevó mi nombre, conjuntamente con el de miles de personas  de todo el mundo encriptado en dos “chips” que viajan en el “Curiosity” que en estos días se encuentra por los fríos desiertos de Marte y el otro que también va volando  mediante la sonda espacial Osiris-Rex  con dirección al asteroide “Bennu” situado a 400 millones de km.

 Esta  continua pasión de observar el cielo nocturno piurano me impulsó, haciendo  uso de mi escaso presupuesto, comprar los   telescopios uno de los cuales doné personalmente a mi Colegio  “La Libertad” de Huaraz en el Día de su Aniversario conjuntamente con  libros de astronomía para  las bibliotecas escolares de Huaraz  Piura, Paita  y Castilla. También recuerdo haber ingresado como socio a la Agrupación Astronómica de Sabadell- Barcelona, ciudad visitada en repetidas oportunidades y en las que, en una de ellas, se me permitió dar una charla a los astrónomos catalanes sobre   ” La astronomía en el Perú “.

Con el transcurrir del tiempo  organicé un pequeño observatorio en la azotea de mi hogar en donde, a la fecha,  habré recibido a más de 600 personas de toda edad en mis “Viernes Culturales”.  

Ahora  creo  que es tiempo de agradecer a las instituciones que escucharon mi pedido-casi una súplica callada- para hablar sobre astronomía ocupando el primer lugar en el tiempo al CONCYTEC que en el año 1989 apostó por publicar mi primer libro “Divulgando la Astronomía”, al Centro Piurano, a la Universidad de Piura, la Universidad Nacional, a la emisora de la Universidad Nacional ”Santiago Antúnez de Mayolo” de Huaraz, a la Universidad Nacional de Ingeniería-Lima  y la CONIDA por invitarme a eventos de carácter astronómico y de igual manera al Centro Turístico “Punta Sal” cuando vino el cometa “Hyakutake” en marzo de 1996,   a las Municipalidades de Piura, Paita y Castilla siendo ésta última quien ha reconocido mi esfuerzo por divulgar la astronomía adjudicándome un pedazo del Parque Temático en el cual he levantado una maqueta de telescopio denominado SABADELL que se encuentra sobre una losa que muestra el Sistema Solar y a la que hay que dar continuo mantenimiento. Mi agradecimiento especial a la empresa Petro-Perú S.A. por  la edición  de mi  libro “Apuntes de astronomía y algo  más, también agradezco  a los Colegios “Salesiano”, el antiguo “Néstor Martos”,“San Ignacio”, “Alfonso Ugarte”,“Rosa Carrera de Martos”, “La Pontificia”, “Montesori” y a los Jardines de Infancia como “Ántela Balarezo” y al Club de Periodismo del Instituto Educativo 14007 de la Urbanización Piura. Lamento no  decir lo mismo por hacer  oídos sordos a mi requerimiento como  la Directora del Colegio “San Miguel”, y también la negativa del Director del C.E. de Chiclayito quien  sabía de mis  inicios como  profesor en dicho Centro Educativo. Quizás, la preocupación de estos últimos es que no han tenido en cuenta que todo niño es un científico en potencia, que están llenos de curiosidad humana  ahora parece que  el magisterio, en gran  parte, elimina toda pregunta fuera del “Programa de Estudios ” y más se preocupan en la memorización de números y conceptos. Los niños aprenden los nombres de los ríos del Perú aunque no sepan cómo se forma un rio y más preocupante aún: Todos se olvidan de sus sueños.

En estos últimos tiempos  me he dedicado a elaborar un Sistema Solar minúsculo,  reduciendo proporcionalmente  sus órbitas y tamaños para “ubicarlos”   encima de la mayoría de las Plazas de Armas de cada capital de Departamento del Perú y también para la “Scola Pia San Antoni” de Barcelona, España. Estos escritos han sido reconocidos Ministerio de Educación.

Casi siempre  aprovecho del internet para actualizar mi libro “¿Te gusta la astronomía? que está adornado de una paciencia infinita y constancia a toda prueba  esperando su posible publicación.

Finalmente, confieso que  tengo un sueño aún más expectante: He escrito al Príncipe Guillermo de Inglaterra  haciéndole saber que, en la Constelación El Ofiuco y de acuerdo a las coordenadas  astronómicas  alcanzadas, existe una estrella enana roja , la misma que tiene a su alrededor un planeta con condiciones de habitabilidad y es mi deseo que sea denominado “Lady D”. El futuro Rey de Inglaterra  ha agradecido mi propuesta por intermedio de su Secretaria personal y tan solo hay que esperar que el tiempo me dé la razón. Tal es mi gran sueño por querer ir y conocer  más allá de las estrellas.

Pesan los más de 81 años pero, en  cada Navidad, continuaré  organizando Concursos de Astronomía entre los nietos. ¿Podré hacer algo más por hacer conocer el Universo?..¿Encontraré el suficiente tiempo para dar vida a mis sueños?  Yo creo que sí,  con la sonrisa del Señor de La Soledad.

También te podría gustar...