CALLEJÓN SIN SALIDA

Los últimos resultados a ojos vista de todos los peruanos nos lleva a sacar como conclusión lógica que estamos frente a un callejón sin salida con respecto a la lucha contra la corrupción, la delincuencia, la pobreza y tantos otros males que nos acosan incesantemente y sin piedad.

            Lo que antes nadie se atrevía a acusarlo por su nombre, hoy está en la vitrina exhibiéndose con todas sus señales como la madre del cordero, como punto flaco del malestar de la situación de nuestra nación, como origen y fin de nuestros quebrantos, ese es el Poder Judicial, el Ministerio Público, el Tribunal Constitucional y hasta el Jurado Nacional de Elecciones; entidades públicas a los que no tendríamos que ocuparnos si cumplieran a cabalidad sus funciones de ser verdaderamente “tutelares” y pilares inmarcesibles de la fortaleza de nuestra patria.

            Qué duda cabe. Cuando ya se creía que con la disolución del congreso se habían acabado los problemas de gobernabilidad, surge del ángulo oscuro, otro fantasma como el TC que actúa más con “cálculo Político que con observancia de la justicia” y da libertad a la señora K.

            El otro caso lamentable es el de los “árbitros” implicados en favorecer con sus “fallos” a ODEBRECHT. 7 de los 15 implicados saldrán luego de pagar 100 mil soles cada uno como caución.

            La suerte no les acompañó a los fiscales complicados en el caso Lava Jato al encontrárseles inmersos en favorecer a la constructora brasileña. Ante la gravedad de los hechos, un fiscal fue sacado del caso antes mencionado, otro fue expulsado y un tercero se le encontró con mucho dinero en su oficina.

             Al revisar casos de la fiscalía en Internet, nos asombra ver casos donde los defensores de la legalidad y la justicia están incursos “como cancha” en irregularidades por lo que unos son procesados y otros apresados.

            En el JNE se siguen soportando y pasando por alto a candidatos sentenciados, mentirosos, pegalones, dirigentes que hacen y deshacen sus estatutos con el fin de entornillarse en el cargo y enriquecerse ilícitamente con los bienes de las instituciones  y padres que no pasan pensión alimenticia a sus menores hijos ¿Hasta cuándo con estas tolerancias? Es necesario lavar la cara del congreso que tantos dolores de cabeza han causado.

            ¿Tanto puede el dinero? Su poder en estos tiempos “mueve montañas” y al que creemos un dechado de virtudes, lo domestica y los pone a sus pies.

            Con estas piedras en el camino, no se puede avanzar, aunque hay autoridades como el Fiscal Domingo Pérez que es un ejemplo y de cuyo accionar nos vanagloriamos, aparte, en esta edición.

También te podría gustar...