NIÑO MAÑUQUITO…QUIERO COMPARTIR TU ALEGRÍA

Olimpio Cotillo C.

            En los cinco años de TIRO AL BULL hemos abordado la Navidad desde diferentes ángulos. Desde el lacrimoso, desde el sutil, hasta los simples pasajes del recuerdo de años infantiles. A navidades de choclos humeantes o ricas humitas preparados por las bondadosas manos de mamá.

            Esas navidades, en que puestos de hinojos ante el joven pesebre, con las manos pisposas, implorantes y trémulas, pedíamos al más niño, a que nuestras sonajas, “chiscas” y tamboriles le adoren mejor.

            Esos años jóvenes no volverán ni a colgar de nuestros sueños.

            Pero envueltas en alas del recuerdo, más dulces talvez, aunque quejumbrosos, volverán a empañar nuestros ojos. Por eso me atrevo a pedir a Niño Manuelito y no al mercachifle “Papá Noel”, lo siguiente:

            Niño Jesús, Tú que has nacido en un pesebre, piensa que no eres el más desdichado de todos los niños. Hay otros en el mundo que ni siquiera tienen el cálido resollo de la humilde vaca.

            Si por tener sandalias, te sientes desdichado piensa que hay niños que andan descalzos por sobre espinas y guijarros.

            Si por comer un magro pan te sientes pobre, piensa que hay niños en el mundo que no tienen qué llevarse a la boca.

            Pero regocíjate, que hay pobres que dan una migaja a los más pobres que él. Bulle de gozo, salta de contento si en la tierra hay paz duradera, si hay alguien que mitiga el hambre y la sed en tu nombre.

            Que tu venida a la Tierra sea para multiplicar los panes y los peces. Que tu esplendorosa  llegada sea para  que haya hermandad entre los hombres.

            Bendito seas Niño Mañuquito.

También te podría gustar...