AÑO NUEVO…VIDA NUEVA…FOGÓN ANTIGUO

Por lo menos en el estribillo del pueblo, hay cada 365 días eso de “Año Nuevo…Vida Nueva” y no falta quien añade: “Fogón antiguo” donde se cuecen, sin permiso de nadie, muchos entuertos, sobre todo políticos.

            Es el fogón donde con mandil o sin mandil los viejos y los nuevos “encantadores” de ilusiones pronostican y ofrecen lo que nadie ha soñado ni en broma cayendo en ridículo y convirtiéndose en el hazme reír de la gente.

            Pero como tienen el rostro de suela, ni se inmutan ni se sonrojan, para ellos es un halago.

            Y cuando llegan al poder, porque tienen suerte de gato, y se les recuerda de sus promesas, responden  muy ufanos: “Fue una salida política”.

            Por ejemplo el candidato “Pichichanca”, no hace muchos ofrecía en rueda de amigos: “Les sacaré de la pobreza, del atraso y la postergación y les daré seguridad, empleo y libertad”.

            Otro más filosófico decía: “Cuando el justo gobierna, el pueblo de Dios se alegra. Si votas por mí, estás votando por ti.”

            El candidato “siete lenguas”, decía: “Mi compromiso es con mi pueblo, cambiar la forma de hacer política, con énfasis en una dimensión social relevante, que permita cumplir las expectativas de todo este nuestro terruño…!El partido de las ratas es paso de vencedores!.

            Y no faltó alguien que enfatizó: “Les ofrezco el sol y la luna. El sol, para que se calienten antes de tomarse unos tragos y la luna para que den serenata a la “percanta” que loca les espera en su ventana.

            ¡Qué linda es la política por los clavos de Charcapo!.

También te podría gustar...