CARGAR MUERTO AJENO

Acabamos de enterarnos al leer el artículo de Enrique Tinoco, huaracino residente en El Salvador, Brasil, donde el juez ha negado destinar el ¼ del mínimo vital a personas de la tercera edad que se debaten en la peor necesidad económica, argumentando que el Estado no es Papa Noel para asumir estas obligaciones.

            Para unos esta decisión judicial es despiadada e inhumana, para otros, el Estado no puede asumir todas las necesidades de su población, así por así.

            En el Perú, ocurre todo lo contrario; en Consejo de Ministros y a propuesta de la Ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, Gloria E. Montenegro Figueroa se acaba de aprobar la ayuda económica para los huérfanos (as) menores de edad y adolescentes hasta que cumplan los 18 años de edad, cuyas madres han sido víctimas de feminicidio. La ayuda será a través de los familiares que tengan la patria potestad sobre los huérfanos.

            Para unos, la medida es hasta cierto punto piadosa y humana, pero para otros, los casos deben ser tomados con “pinzas”, porque el peruano es muy hábil en trucar las circunstancias.

            ¿Cómo?, pues los machos cabríos al saber que sus hijos tendrán ayuda del Estado, cometerán crímenes más espantosos y con ir de vacaciones a las cárceles, la situación estará solucionada.

            Por otro lado, para ser merecedor de las pensiones de los menores, los parientes se pelearán para lograr la patria potestad de los mismos para contar con una renta mensual, que lo usarán en otros menesteres y no en la educación de los huérfanos que perdieron a sus madres.

            Esta nueva norma, debe ser hábilmente reglamentada para evitar que el Estado sea burlado por los familiares de las víctimas de feminicidio.

            ¿Y por qué no se obliga al asesino a asumir su responsabilidad al ser el autor

de tan execrable crimen? ¿Acaso por estar en prisión no puede trabajar y dar el sustento a su (s) hijo (s)? ¿Por qué tenemos que ser todos los peruanos lo que asumamos esta responsabilidad por culpa de un desquiciado de la sociedad?.

            Aquí hay mucho pan por rebanar…

También te podría gustar...