Del Oscar al carnaval y la normalidad periodística

El documental “Democracia en vértigo” [“Democracia em vertigem” en el original] acaba de ser indicado para el Oscar de mejor documental. Está disponible en Netflix, pero todavía no lo he visto. Lo que he visto con más facilidad son las reacciones a la indicación, van de los calurosos aplausos hasta el silencio, dependiendo de quien opina. La prensa internacional es profusa, la prensa alternativa refleja el movimiento, la corporativa le da un trato discreto. Tanta variación es, a mi ver, un indicador de haber dado en el blanco de algo realmente importante en la vida brasileña. El profesor Wilson Roberto Costa apunta una declaración de Petra Costa, la directora, como eje central de lo que el documental representa: “la democracia brasileña fue fundada en el olvido”. ¿Olvido de qué? Se cuestiona Wilson Roberto y luego se responde: “Dos heridas que jamás fueron cicatrizadas por la historia política brasileña: ‘la esclavitud y los crímenes practicados por los militares’ – hasta aquí nunca castigados. En un país cuya Republica fue creada a partir de un golpe militar en 1889, jamás la nación tuvo fuerzas para hacer un ajuste de cuentas consigo misma”. Bueno, vamos al Netflix.

En São Paulo el Movimiento Pase Libre convocó movilizaciones contra el aumento de tarifas de transporte público. Las banderolas decían: “R$ 4,40 no dá”. Pocos participantes, represión policial, spray de ají, activistas detenidos…y allí quedó, rutina. Principalmente de la cobertura periodística. Nada de helicópteros sobre volando las manifestaciones, cámaras y reporteros, entrevistas en vivo y en directo, nada de eso. Totalmente diferente de su cobertura de 2013, cuando las movilizaciones convocadas por el mismo MPL, con motivaciones simétricas (en 2013 el aumento fue de R$0,20) llenaron titulares escritos, radiales y televisivos…ahora se limita a un abordaje burocrático, mas nada. Es evidente que los tiempos son otros.

Así las cosas, el Secretario Nacional de Cultura, Roberto Alvim, al informar la propuesta de actualización de la política cultural del gobierno, dice: “El arte brasileño de la próxima década será heroica y será nacional. Será dotada de gran capacidad de compromiso emocional y será igualmente imperativa, puesto que profundamente vinculada a las aspiraciones urgentes de nuestro pueblo, o entonces no será nada”. Inmediatamente fue identificado con el discurso de Goebbels, reproducido en su biografía por Peter Longerich: “El arte alemán de la próxima década será heroica, será férreamente romántica, será objetiva y libre de sentimentalismo, será nacional con gran pathos e igualmente imperativa y vinculante, o entonces no será nada”. El plagio es evidente. El tiroteo periodístico en este caso tiene un punto homogéneo: todos rechazan la postura. El final (por ahora) es la demisión deslucida del Secretario por el

presidente Bolsonaro que, dos días antes, había declarado haber encontrado un Secretario de Cultura a la altura del cargo.

En realidad, en este periodo, el enfrentamiento de las propuestas de ultraderecha que trae el gobierno con las de respuestas y resistencia de los sectores progresistas es más amplio. Incluye la censura en las áreas de cultura y educación. Por ejemplo.

Un grupo de actores presenta una sátira navideña en el programa “Puerta de los fondos”, que grupos católicos consideran ofensivo. Estos grupos reclaman ante un juez de primera instancia, pidiendo su retirada y el pago de multas por daños morales; el pedido es rechazado; apelan y el juez de segunda instancia Benedicto Abicair, de la 6ª. Corte Civil del Tribunal de Justicia de Rio de Janeiro, sentencia a favor de los reclamantes; finalmente, el presidente del Supremo Tribunal Federal, ministro Dias Toffoli, rechaza la decisión de segunda instancia argumentando que ella contraria la Constitución Federal.

Otro ejemplo es el del Portal Eu-Rio, que denunciaba posibles erros médicos ocurridos en la Santa Casa de Misericordia de Rio de Janeiro. El jefe del equipo médico presentó la denuncia pidiendo la retirada de los reportajes e indemnización por daños morales; la primera instancia rechazó el pedido; al apelar, la 17ª Cámara Civil del mismo Tribunal de Justicia de Rio de Janeiro, acepta la denuncia y sentencia a favor del reclamante; nuevamente, en el STF la demanda es rechazada.

El periodista Marcelo Auler, comenta sobre ambos casos y reproduce los argumentos del ministro del STF Celso de Mello, que expresan la gravedad del fenómeno. Los reproducimos:

“Me preocupa, por eso mismo, el hecho que el ejercicio, por algunos jueces y tribunales, del poder general de cautela se haya transformado en inadmisible instrumento de censura estatal, con grave comprometimiento de la libertad de expresión, en esta comprendida la libertad de prensa y de información o, en una palabra, como anteriormente ya acentué: el poder de cautela tiende, hoy, peligrosamente, a traducir el nuevo nombre de la censura”.

Propuesta filo nazista, censura por caminos legales, propuesta de campaña de “abstinencia sexual” durante el carnaval a puertas, hecha por la ministro de La Mujer, de la Familia y los Derechos Humanos, Damares Alves. En la otra orilla la Escola de Samba Estação Primeira de Mangueira, llevará este año al desfile de las Escolas del Grupo Especial, por cuanto fue la campeona del año pasado, el samba-enredo “La verdad os hará libres”.

Recordando. El samba-enredo es una variedad del samba moderno que es creado con letra y música para dar sentido al desfile de la Escola, pues se asume que esta escenifica un mensaje cuyo contenido tiene un guión del cual hace parte fundamental el samba-enredo. Al final de cada carnaval las Escolas promueven un concurso interno para seleccionar el tema y, por tanto, el samba enredo del próximo carnaval. Este es el caso que comentamos.

Los autores, Luiz Carlos Maximo y Manu da Cuica, presentan un texto que, en primera persona, lleva Jesucristo a la Sapucaí en el entendimiento que la Escola tiene de Él: un defensor de la igualdad, del fin de la opresión, defensor de los pobres, desvalidos y criminalizados:

“Yo soy de la Estação Primeira de Nazaré / Rostro negro, sangre india, cuerpo de mujer / Niño bandido en hueco caliente / Mi nombre es Jesús de la Gente

Nací de pecho abierto, de puño cerrado / Mi padre carpintero desempleado / Mi madre es María de los Dolores Brasil”

En entrevista con el site Brasil de Fato Manu da Cuica explica: “Jesucristo es una figura muy cara para las personas, muy importante en la historia mundial. No es fácil hablar de quien ya fue tantas veces hablado. Nosotros reforzamos lo que es de hecho la historia de Cristo. Cristo fue una figura que nació pobre, luchó y se rebeló contra el estado y fue torturado y asesinado por el estado. Fue una persona que luchó por la inclusión y dio un sentido muy grande a la palabra hermanos. La idea de fraternidad y la idea de compartir, que son ideas centrales en la figura histórica de Cristo, nosotros la reforzamos y pusimos el samba en primera persona, como una idea de pertenecimiento.”

Y acrecienta: “El Brasil es un país en que mucha gente se dice Cristiana y al mismo tempo es un líder de desigualdad social, líder de asesinatos contra minorías, un país que comete muchas barbaries cada vez más oficializadas. Tal vez esa sea una contribución de la Mangueira para esa reflexión. Hay alguna coa ahí que no encaja con lo que serian las enseñanzas de Cristo. El Cristo vivo no estaría al lado de quien aplaude o finge no ver esos ataques.”

En tiempo, el género musical brasileño es El samba, en masculino.

¡Hasta breve!

Un abrazo

Enrique Tinoco

Salvador, 22 de enero de 2020.

También te podría gustar...